Nicaragua se enrumba a una “dictadura dinástica”, denuncia Carlos Fernando Chamorro

“Nicaragua vive bajo un estado policial” y se encamina a una “dictadura dinástica”, denunció el periodista Carlos Fernando Chamorro Barrios, en una entrevista con la AFP en París, donde debe recoger este lunes un premio para la exguerrillera sandinista encarcelada Dora María Téllez.

Nicaragua vive bajo un estado policial, que se impuso en septiembre de 2018 (…) No hay libertad de reunión, libertad de movilización, libertad de prensa, libertad de expresión”, detalla Chamorro Barrios, para quien el punto más visible son los presos políticos, entre los que se encuentra su hermana Cristiana, precandidata a la presidencia, así como su hermano Pedro Joaquín y dos primos.

Todo el liderazgo nacional está en la cárcel o en el exilio”, subraya el periodista, para quien estos representan “la esperanza de un cambio democrático” que debería empezar por el fin de la tortura, por su liberación y por recuperar las “libertades públicas”.

Su familia ya conoció en el pasado la represión. Su padre, Pedro Joaquín Chamorro, estuvo varias veces preso hasta su asesinato en 1978 durante la dictadura de Anastasio Somoza.

“Cuando la gente salió a protestar en abril de 2018, una de las consignas en las calles era ‘Ortega y Somoza son la misma cosa’”, recuerda.

Ortega gobierna con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta y con sus hijos como asesores. Hay una cúpula familiar que mantiene un control sobre la policía, el ejército y los principales aparatos del Estado”, explicó.

Además, “hay más de 40 medios audiovisuales cerrados”, 3.000 oenegés y asociaciones canceladas, “una represión muy feroz contra la Iglesia católica”, miles de exiliados –más de 100.000 desde 2018, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.