Nicaragüenses deberán esperar a que pasen las elecciones para vacunarse en Honduras

Las autoridades de Honduras informaron el miércoles que las jornadas de vacunación a migrantes nicaragüenses se suspenden debido a las elecciones generales, que se realizarán el próximo domingo 28 de noviembre.

Se comunica a la población en general -en especial a nuestros hermanos nicaragüenses- que por instrucciones superiores y de seguridad, se estará vacunando en la frontera hasta el miércoles 24 de noviembre y se retomará la vacunación -tentativamente- hasta el 3 de diciembre”, publicaron en sus redes sociales las autoridades municipales de San Marcos Colón.

Más de 100.000 nicaragüenses vacunados en Honduras

Andrés Potosme, un joven de 26 años originario del departamento de Boaco, en el centro de Nicaragua, asegura sentirse afortunado porque hace unas horas regresó de Honduras tras haber completado su esquema de vacunación contra el COVID19.

Nos trataron supergenial, hasta nos regalaron agua, a algunas personas hasta les dieron posada porque llegaron desde un día antes. El personal médico se esmeró con nosotros, fue muy servicial”, dijo Potosme.

Potosme, quien es ingeniero electrónico, relató a la Voz de América que junto a otros amigos emprendieron el viaje de Managua a Honduras el martes por la noche. Las horas de anticipación les garantizaron ser los primeros migrantes inoculados ese día en el puesto de vacunación, ubicado en el departamento de Choluteca, cerca de la frontera con Nicaragua.

La Secretaría de Salud de Honduras indicó a través de sus redes sociales que más de 100.000 nicaragüenses han sido inoculados con las dosis Pfizer y Moderna desde el 21 de octubre, fecha en que el Gobierno de Juan Orlando Hernández habilitó puestos de vacunación en los departamentos de Choluteca y El Paraíso, fronterizos con Nicaragua.

El doctor Donald Moncada, integrante de la independiente Unidad Médica Nicaragüense (UMN), afirma que “la mayoría de los jóvenes prefieren ir a Honduras por las vacunas Pfizer y Moderna, porque tienen una mayor aceptación y más estudios de comprobación de su eficacia”.

En cambio, las vacunas Sputnik Light, de origen ruso, y las Soberana 1, Soberana 2 y Abdala, de origen cubano, que están disponibles en Nicaragua para los adolescentes y jóvenes, aún no fueron aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el caso de las vacunas cubanas que le están aplicando a los jóvenes, pues no hay estudios, no hay referencia de pares, no hay publicaciones científicas que avalen esta vacuna”, explica Moncada.

Jóvenes y médicos nicaragüenses desconfían de vacunas rusas y cubanas

Potosme coincide con el doctor Moncada y añade que otra de las razones por las que prefirió viajar por 18 horas a Honduras es porque con el esquema de vacunación de las dosis rusas y cubanas no puede viajar a Estados Unidos.

A mí, como joven, no me convencía mucho, porque en cualquier momento puedo viajar fuera de mi país y esa vacuna no está certificada por la OMS”, expresó a la VOA.

No obstante, el régimen de Daniel Ortega ha desestimado las críticas de los médicos independientes sobre el manejo de la pandemia y los ha descalificado. Incluso, Rosario Murillo pidió recientemente a los nicaragüenses “no ponerle mente al terrorismo de salud”, en referencia a los galenos críticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *