Nicaragüenses realizan plantón frente al BCIE en Costa Rica: “Basta de oxigenar al régimen Ortega-Murillo”

Un grupo de nicaragüenses exiliados en Costa Rica realizó este martes un plantón frente al edificio del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) en San José, para exigirle a esa entidad no seguir oxigenando al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua.

“En este lugar se financian dictaduras, en Nicaragua el régimen de Daniel Ortega sigue recibiendo préstamos, sigue recibiendo financiamiento como si fuera un gobierno normal, como si nada estuviese pasando en Nicaragua. En Nicaragua se están violando los derechos humanos de todos los nicaragüenses. En Nicaragua no hay un gobierno que vele por la situación de la pandemia, todos los días están muriendo nicaragüenses porque no existe gobierno, lo que existe en Nicaragua es una dictadura criminal de lesa humanidad que no le importa que siga muriendo la gente”, dijo uno de los asistentes.

“Venimos a exigir que no pueden recibir más financiando, el régimen de Daniel Ortega no puede seguir recibiendo dinero, porque ese dinero no lo usa para los nicaragüenses, lo usa para su propio beneficio y seguir reprimiendo a toda Nicaragua”, agregó el nicaragüense.  

Los nicaragüenses hacen referencia a los millones de dólares que ese banco regional ha desembolsado al régimen Ortega-Murillo supuestamente para diferentes “necesidades” del páis, pero de los cuales la dictadura no rinde cuentas.

Por ejemplo, en septiembre del año pasado, el BCIE informó que prestó 200 millones de dólares al Banco Central de Nicaragua para “apoyar su gestión de liquidez”.

El febrero pasado, el BCIE y el régimen de Daniel Ortega firmaron un contrato de financiamiento por un monto de 143 millones de dólares supuestamente para el Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable (Pneser)

En el mes marzo, el BCIE anunció que financiaría proyectos por un monto de 154,7 millones de dólares en Nicaragua para “mejorar los sistemas de salud y eléctricos del país”. La financiación será utilizada supuestamente en la construcción de siete hospitales y el mejoramiento del tendido eléctrico de Nicaragua, según la vicedictadora Rosario Murillo.

En abril, el BCIE anunció que prestaba 100 millones de dólares al régimen de Ortega para la compra de 6,86 millones de dosis de las vacunas contra el COVID-19. El desembolso del BCIE, supuestamente será suficiente para garantizar vacunas a 3,27 millones de personas, según el banco regional.

En mayo, el BCIE aprobó para el régimen de Ortega una ampliación de dos créditos: uno por 24.3 millones de dólares para el financiamiento del proyecto Bio-CLIMA, que busca disminuir la deforestación en Bosawás y Río San Juan, y otro por US$21.4 millones para el financiamiento del proyecto de mejoramiento del Puerto Corinto.

“BCIE basta ya, no más financiamiento”, gritaron los nicaragüenses.

Entre los manifestantes estuvo la exdiputada y analista política Edipcia Dubón, quien declaró que el BCIE debe apostar por la integración económica, pero que para ello, debe tener un “compromiso con la democracia”.

“La democracia es lo único que permite tener instituciones donde los ciudadanos puedan ser tratados con dignidad, donde se respeten los derechos de los ciudadanos. No es posible que los gobiernos del mundo que financian al BCIE, lo financien para apalancar dictaduras, para apalancar dictaduras que tienen presos a más de 150 personas, de las cuales sus familias demandan fe de vida, demandan saber dónde están y cómo están”, manifestó Dubón.

“Exigimos que el BCIE sea coherente en sus principios”, concluyó.

Los nicaragüenses entregaron una carta al BCIE que dice:

  • DESCONOCEMOS la LEGITIMIDAD Y LA AUTORIDAD del régimen Ortega-Murillo por haber asesinado a la población indefensa y haber cometido torturas y desapariciones que constituyen CRIMENES DE LESA HUMANIDAD (Ver Informes del GIEI, del Alto Comisionado para los DDHH de Naciones Unidas, de la CIDH, Amnesty International, Tribunal de Conciencia de la Fundación Arias, y los organismos de DDHH de Nicaragua: ANPDH, CENIDH y CPDH).
  • POR LO QUE, DEMANDAMOS al BCIE –que, de acuerdo con las graves acusaciones existentes antes mencionadas, las que se encuentran debidamente sustentadas y ampliamente divulgadas- SUSPENDAN a lo INMEDIATO cualquier Desembolso o Aprobación de nuevos créditos al régimen de Nicaragua. Fondos que lo oxigenan y lo nutren financieramente, y le permite a la Dictadura la continuidad y profundización de la represión brutal contra nuestro Pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.