No estás para saberlo……pero te voy a contar

Son unos cuantos los que están convencidos de saber a ciencia cierta lo que va a pasar en Nicaragua al cierre del 2021. Y eso es bueno. La industria de los pronósticos, a pesar de la recesión, florece.

Cada quien tiene sus fuentes, y no hay razón para pensar que unas sean confiables, y las otras no. Posiblemente todas las fuentes no carecen de algún grado de credibilidad.

Tengo un amigo que está seguro de quién va a ganar, tan así que en un gesto noble, me comparte no sólo sus pronósticos, sino también la absoluta seguridad que él tiene en los mismos.

El interés en ‘lo que está por venir’ es de todos. Y no es la primera vez. En los últimos, digamos, desde finales de 1974 al presente, en grados diversos, y por diversos motivos, nosotros los Nicaragüenses hemos querido saber, o más atrapar esa figura a veces ficcional, pero siempre real del ‘qué va a pasar’. Y en dependencia de la respuesta que cada uno le hemos a la misma, en distintos momentos, hemos tomado decisiones. A veces acertadas, a veces no tanto.

No estás para saberlo…..pero yo también tengo una idea de ‘lo que va a pasar’. Y creo que si una idea es tuya ‘nadie te la quita’.

Faltan ocho meses para Noviembre del 2021. De esos ocho meses debemos descontar no menos de tres, que son por normativa constitucional los que corresponde a la apertura y desarrollo de la campaña electoral. Eso nos deja con cinco meses. La Organización de Estados Unidos, a falta de, o por insuficiencia de, o por la falta de voluntad y/o capacidad de las partes involucradas (gobierno y oposición), en su resolución de Octubre del 2020, hizo las veces de contrapartida política del gobierno de Nicaragua, al plantear lo que a juicio de ellos, son las condiciones indispensables para un proceso electoral que pueda ser catalogado como competitivo.

La Resolución arriba mencionada, sin ser vinculante, no es sensato que sea ignorada, ignorada por el gobierno, como tampoco es sensato que su importancia sea sobreestimada por la oposición. Es de esos eventos en donde mediando incertidumbre, sirve para determinar los niveles de ‘intolerancia a la incertidumbre’ de parte de los actores políticos.

No es la primera vez que la OEA juega un rol destacada en influir en el desarrollo de los acontecimientos de uno de sus miembros, y en el 2021 se espera que juegue ese rol en nuestro país. Solo el tiempo dirá si el mismo será o no de importancia marginal.

El diario digital Confidencial, para referirse a la misma tituló “Resolución de la OEA establece condición para legitimidad de elecciones” y el reportero, como subtítulo agregó ‘De no cumplirse con elecciones libres, transparentes y justas, se “allana camino a futura declaratoria de ilegitimidad” del proceso electoral de 2021.

De nuevo, con ésta, y con cualquier resolución similar, cada quien hace ‘su lectura’, y generalmente queda en manos de los expertos explicar ‘lo que se dice, y lo que se quiere decir’, tomando en cuenta su carácter ‘no vinculante’.

Los expertos, y los políticos, explican o aplican, pero corresponde al ‘ciudadano de a pie’ decidir si hará uso de su derecho al Voto, o si votará con su silencio. La palabra clave es que serán o no elecciones competitivas.

Es la hora del diálogo de todos, entre todos, para dilucidar ese ‘por-venir’ que no sólo anhelamos, sino también merecemos. It’s about time!!!

*Raúl Valdivia | Economista, Ex profesor de la UCA y Residente en California

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *