“No hay condiciones para las elecciones. El sistema electoral está completamente controlado por Ortega”, asegura socióloga

La socióloga nicaragüense Elvira Cuadra se suma a las voces que advierten que en Nicaragua “no hay condiciones para las elecciones” el próximo 7 de noviembre, pues el sistema electoral “está completamente controlado por (Daniel) Ortega”. Sin embargo, aclara que los nicaragüenses no pueden renunciar a su derecho de salir de la actual crisis sociopolítica a través de las vías pacíficas y democráticas.

En entrevista con La Mesa Redonda, la socióloga refirió que las últimas actuaciones represivas del régimen de Ortega tienen como fin “asegurar su continuidad”, y para eso “está dibujando varias rutas”.

“Ortega ha decidido cerrar el escenario político del país en función de asegurar su continuidad en la Presidencia y en el poder. Hay varios elementos que están alrededor de esa decisión de Ortega”, manifestó Cuadra.

La experta menciona estrategias como: la negociación, hacer ciertas concesiones, mandar a algunos de los prisioneros políticos a sus casas; disminuir la presión de la violencia estatal sobre la ciudadanía en general, o incrementar todavía más la represión en respuesta a las presiones de la comunidad internacional.

A juicio de Cuadra, Ortega “está en un momento de mucha debilidad”. “A perdido todos sus puntos de apoyo de legitimidad, incluso dentro del capital privado, y básicamente lo único que tiene son los recursos de las fuerzas, comenzando por el Ejército, la Policía y los paramilitares. Incluso dentro de los empleados públicos hay mucho cansancio”, apuntó.

En esa línea, la socióloga afirma que “no hay condiciones para las elecciones”, pues el sistema electoral está completamente controlado por Ortega, “comenzando con la reforma a la ley Electoral que hizo, la elección de los nuevos magistrados”, entre algunos puntos.

Además, –agregó– Ortega “controla todo el aparato, es decir, los trabajadores, la forma en la que se organizan los Concejos Departamentales, las juntas receptoras d votos, todo”.

“(Es) por eso es decidió apresar a cinco de los precandidatos de los que tenían mayor potencialidad de hacer competencia a Ortega”, indicó en referencia a Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Juan Sebastián Chamorro, Félix Maradiaga y Miguel Mora.

El régimen de Ortega mantiene detenidos a al menos 21 personas consideradas o declaradas opositoras, la mayoría líderes disidentes: dos exvicecancilleres, dos históricos exguerrilleros sandinistas disidentes, una ex primera dama, un dirigente empresarial, un banquero, un exdiputado, cuatro dirigentes opositoras, un periodista, dos extrabajadores de una ONG, y un conductor.

Pese a este panorama, Cuadra asevera que lo único que no puede controlar Ortega es la voluntad y descontento de la gente, que ven en las elecciones de noviembre un “punto de inflexión”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.