Nota policial es “cínica”, refiere Colectivo de DDHH sobre caso de monseñor Rolando Álvarez

El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, expresó su repudio por la “detención violenta” contra monseñor Rolando Álvarez y calificó de “cínica” la nota que la Policía Orteguista emitió en referencia al caso.

Monseñor Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa, sacerdotes y laicos se encontraban desde hace 15 días bajo “un arresto domiciliar ilegal” en la curia arzobispal matagalpina y esta madrugada fueron secuestrados por decenas de policías.

Una nota policial cínicamente refiere que el ‘operativo’ se dio con el objetivo de ‘recuperar la normalidad para la ciudadanía y las familias matagalpinas’ cuando públicamente se sabe que quienes han infundido terror por órdenes del régimen Ortega Murillo han sido los agentes policiales y antimotines que violentaron los derechos de monseñor Álvarez y sus acompañantes a la libre movilización y a realizar sus labores pastorales”, reprochó el organismo.

El Colectivo señaló el “total abuso de poder” que ejecutó la Policía “en la oscuridad de la madrugada, encapuchados para no ser reconocidos y mantenerse en la impunidad ante actos que tienen responsabilidades penales”.

En ese sentido, subrayó que se trata de un allanamiento y detenciones “arbitrarias e inconstitucionales pues no cometieron delitos. La persecución sistemática contra sacerdotes, obispos y el pueblo es un crimen de lesa humanidad”.

Según la Policía del régimen, monseñor Álvarez se encuentra bajo “arresto domiciliar” en Managua, cuando su lugar de habitación es en Matagalpa, al igual que las otras ocho personas a quienes las han remitido a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, conocidas como el Nuevo Chipote, “todo de manera arbitraria e ilegal”.

El Colectivo se solidarizó con las personas detenidas arbitrariamente, sus familias y la Iglesia Católica de Nicaragua, y exigieron el cese de estas graves violaciones de derechos humanos, en particular “la libertad religiosa, que persiguen callar, dar cárcel, exilio o cementerio contra un pueblo que merece libertad, verdad y justicia”.

Exigimos muestren a los detenidos y que sus familiares verifiquen cómo se encuentra su situación de integridad física, demandamos el cese de la represión, la derogación de todas las leyes represivas y la libertad de monseñor Álvarez y todas las personas presas políticas en Nicaragua”, concluyó el Colectivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.