Obispo Álvarez cumple 40 días bajo secuestro domiciliar en Managua

El obispo Rolando Álvarez, cumplió este martes 40 días de encontrarse bajo secuestro domiciliar, sin que se informe la condición en la que se encuentra, mientras que a nivel internacional las voces que piden su liberación aumentan.

Desde el 4 de agosto oficiales de la Policía Orteguista impidieron a Álvarez que saliera del Palacio Episcopal hacia la Catedral de Matagalpa, y un día después se anunció una investigación en su contra por supuestamente organizar grupos violentos e incitarlos a “ejecutar actos de odio”.

La tensión se agudizó más el 19 de agosto cuando el clérigo fue sacado en horas de la madrugada por la Policía y trasladado a una casa particular en Managua, mientras que quienes lo acompañaban que son siete sacerdotes, dos seminaristas y un laico se encuentran encarcelados en El Chipote.

La comunidad internacional, así como la Iglesia católica han estado pendientes del caso del obispo Álvarez. Según la agenda del Parlamento europeo, el jueves se votará una propuesta de resolución sobre el caso de monseñor Rolando Álvarez.

El eurodiputado Leopoldo López Gil dijo en su cuenta de Twitter que la crisis de derechos humanos en Nicaragua “continúa agudizándose, incluyendo la persecución a autoridades eclesiásticas”.

El régimen ha adoptado una política represora contra la fe cristiana y expulsado congregaciones enteras”, lamentó López Gil, quien forma parte del Partido Popular Europeo.

A eso se sumó un pronunciamiento del papa Francisco el 21 de agosto en donde pidió “un diálogo abierto y sincero” para que “se puedan encontrar las bases para una convivencia respetuosa y pacífica”.

El régimen de Ortega no se ha pronunciado hasta el momento ni ante el llamado del máximo líder de la Iglesia, ni tampoco ante las presiones de la comunidad internacional.

Tampoco Ortega ha accedido a buscar un diálogo en donde se logre la liberación de los presos políticos.

*Con VOA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.