OEA aprueba resolución para elecciones libres y justas en Nicaragua

La Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó este miércoles una resolución para insistirle al régimen de Daniel Ortega a que libere a los aspirantes presidenciales y resto de presos políticos, y para urgirle a que inicie reformas electorales y expresar su alarma por el deterioro de la situación de los derechos políticos del país.

La resolución fue aprobada por 26 países y siete se abstuvieron.

La resolución expresa “su grave preocupación” ante el hecho de que Nicaragua haya “ignorado” los intentos del Consejo Permanente de la OEA de comprometer al régimen de Ortega en “la celebración de elecciones libres y justas” en Nicaragua.

La resolución reitera el llamado a la liberación “inmediata” de los aspirantes presidenciales y de los presos políticos.

También, toma nota “con alarma del deterioro de la situación de los derechos políticos y derechos humanos en Nicaragua y del empeño del Gobierno de Nicaragua de minar el proceso electoral”.

La resolución urge con “vehemencia” al régimen de Ortega poner en práctica “sin demora los principios de la Carta Democrática Interamericana, así como de todos los estándares internacionalmente reconocidos, incluidas las reformas electorales acordadas, con vistas a celebrar elecciones libres, justas y transparentes tan pronto como sea posible, bajo observación de la OEA y otra observación internacional creíble”.

Finalmente, la resolución dice “adoptar, si es necesario, otras acciones en conformidad con la Carta de la Organización de Estados Americanos y la Carta Democrática Interamericana, incluida una valoración de las elecciones del 7 de noviembre durante la 51.a Asamblea General”.

Régimen de autoexcluyó

Ayer, la Cancillería orteguista anunció que no asistirá a la sesión de este miércoles “para conocer, entre otros, aspectos que corresponden única y exclusivamente a la decisión de los ciudadanos y ciudadanas nicaragüenses”.

Rechazamos esta reunión ilegítima desde su nacimiento, y no participamos de ella, puesto que nuestro respeto por los derechos de los demás pueblos de nuestra América, empieza por hacer valer los derechos fundamentales de Nicaragua y los nicaragüenses”, reza un comunicado de la Cancillería.

Nuestro país expresa categóricamente que no aceptamos discutir ni juzgar los actos de soberanía que el pueblo nicaragüense, en ejercicio de sus derechos fundamentales realiza para vivir, conforme nuestras leyes y normas sociales”, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.