Destacados / Nacionales · 01/04/2024

OEA pedirá a sus Estados miembros “hacer todo lo posible” para que Nicaragua se “reincorpore” a dicha organización

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobará el miércoles 3 de abril, un proyecto de resolución titulado “Seguimiento de la situación en Nicaragua”, en el cual se les pedirá a los Estados miembros “hacer todo lo posible” para que Nicaragua se “reincorpore” a dicha organización.

Cabe recordar que Nicaragua salió oficialmente de la OEA el 19 de noviembre de 2023 al cumplirse dos años desde que la dictadura de Daniel Ortega, activó el proceso para abandonar el organismo.

El Presidente del Consejo Permanente de la OEA, Daniel Raimondi, embajador de Argentina, convocó a los Estados miembros a una sesión ordinaria a las 10:00 a.m. del miércoles, 3 de abril de 2024, en el Salón Libertador Simón Bolívar.

La resolución sobre Nicaragua fue propuesta por la Misión Permanente de Canadá junto a Antigua y Barbuda, Argentina, Chile, Costa Rica, Estados Unidos, Perú y Uruguay.

Un texto de la resolución señala: “Reiterar el llamamiento a los Estados Miembros para que hagan todo lo posible por alentar a las autoridades de Nicaragua a emprender un diálogo al más alto nivel, incluso adoptando acciones, con apego a la Carta de la Organización de los Estados Americanos, para su reincorporación como miembro de la Organización”.

Además se aprobará dar por concluido el mandato de la resolución que creó el Grupo de Trabajo para Nicaragua.

Sin embargo, también apunta que “el Consejo Permanente continuará dando seguimiento a la situación en Nicaragua, cuando lo estime necesario, incluso mediante un diálogo amplio con actores locales e internacionales, incluidas las autoridades nicaragüenses”.

Para ello, la OEA pide “contar con un grupo voluntario, abierto a la participación de todos los Estados Miembros, que asista al Consejo Permanente en sus esfuerzos por prestar especial atención a la situación en Nicaragua”.

Asimismo, se solicita a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que, “continúe suministrando al Consejo Permanente informes periódicos sobre la situación en Nicaragua con el fin de facilitar, cuando sea necesario, la consideración de todas las acciones adicionales que puedan contribuir al efectivo ejercicio de la democracia representativa, el Estado de derecho y la protección de los derechos humanos en el país”.

La OEA señala que “en Nicaragua persiste una crisis caracterizada por el desmantelamiento de las estructuras cívicas, un severo deterioro de las instituciones y poderes esenciales de un Estado de derecho y la violación sistemática y persistente de los derechos humanos, tal como lo han documentado los diversos informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes para Nicaragua (GIEI Nicaragua), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Grupo de Expertos en Derechos Humanos sobre Nicaragua (GHREN)”.

Pese a la denuncia y el consiguiente retiro de Nicaragua de la OEA, las circunstancias de crisis, ruptura democrática y deterioro de la situación de derechos humanos en el país, requieren la continua atención de la Organización mediante un marco de seguimiento y deliberación”, agrega la resolución.