OEA pide nuevas elecciones en Nicaragua pero deja resolución en suspenso

*Por Expediente Público

Generar un espacio de diálogo inclusivo que permita la realización de nuevas elecciones justas y transparentes con observación internacional y restablecer la democracia en Nicaragua, son parte de las recomendaciones que hicieron los Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo Consejo Permanente realizó este 29 de noviembre una sesión extraordinaria para hacer una evaluación colectiva sobre la situación en el país centroamericano.  

La evaluación de la situación de Nicaragua se realizó de conformidad con la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana, dos instrumentos jurídicos del foro hemisférico, que todavía no se pronuncia si expulsará o no al país centroamericano por la violación recurrente a dichas cartas.  

Los países demandaron la liberación de los más de 160 personas presas políticas y un diálogo a fin de que ese sea el camino para la realización de nuevas elecciones justas y transparentes que cumplan con estándares internacionales.  

La delegación de Ecuador manifestó que el Consejo Permanente de la OEA debe reconocer que Nicaragua se encuentra en “rebeldía de la Carta Democrática Interamericana, lo que no debe ser tolerado y debe ser revertido”.  

Ecuador demanda diálogo

“A juicio del Ecuador la única solución sostenible y democrática para Nicaragua que permita superar la grave crisis política, económica y social por la que atraviesa consiste en entablar un diálogo genuino e inclusivo entre todas las partes involucradas”, señaló el representante alterno Marco Vicente Ponce Villancis.  

La embajadora de República Dominicana, Anabel Bueno Santana, defendió la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana.

La diplomática dominicana afirmó que la situación que ocurre en Nicaragua genera “preocupación” por lo que instó al Consejo Permanente a tomar la decisión que el caso requiere.  

“Estamos muy conscientes que cuando una crisis afecta un país esta generalmente tiene repercusiones en sus vecinos y en toda la región (…) Hacemos voto para la solución pacífica de los nicaragüenses a través del diálogo que conduzca a la celebración de elecciones que sean libres, justas y transparentes”, mencionó Bueno Santana. 

La sesión se realizó en cumplimiento del mandato emanado de la resolución “La situación en Nicaragua”, aprobada el 12 de noviembre de 2021 durante el quincuagésimo primer período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA en la que se declararon ilegitimas las elecciones del 7 de noviembre.  

Siguen denuncias masivas de violaciones a derechos humanos

El secretario general Luis Almagro, representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Oficina Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) y representantes de otras instancias internacionales denunciaron las violaciones de derechos humanos en Nicaragua.  

Durante su intervención el secretario general Almagro explicó que el gobierno de Ortega ignoró las recomendaciones formuladas por la OEA y las resoluciones del Consejo Permanente y de la misma Asamblea General, por lo cual instó a los países a seguir “desempeñando un papel fuerte y contundente”.  

El régimen tampoco tomó en cuenta los informes de la CIDH y del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), señaló Almagro.  

Ortega además desconoció los criterios de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que estableció la reelección como un mecanismo contrario a los “principios de una democracia representativa”.  

“Eso llevó a la debacle de la democracia nicaragüense es claro y notorio que el proceso electoral de 2021 no contó con las garantías mínimas para la celebración de comicios creíbles. El Estado no solo fue incapaz de emprender reformas electorales que permitieran condiciones básicas, sino que se ocupó de violar los derechos humanos”, insistió Almagro.  

Denuncia de la Carta OEA aislará a Nicaragua  

El 19 de noviembre de 2021 Nicaragua denunció la Carta de la OEA iniciando así la ruta para salir del organismo, medida que fue ratificada durante la sesión por el representante del país centroamericano.  

El representante del régimen nicaragüense, Michael René Campbell Hooker insistió que es “irrevocable” la decisión adoptada y acusó a la OEA de ser un “instrumento” de los Estados Unidos. 

El embajador de Uruguay, Washington Abdala, señaló que la “medida de distanciamiento conduce al aislamiento”.  

“Lamentamos que en esta especial circunstancia que atraviesa Nicaragua, caracterizada por la falta de respeto a los derechos humanos, el pluralismo político, su gobierno resuelva distanciarse del organismo”, dijo el embajador Abdala.  

El representante interino de Estados Unidos ante la OEA, Bradley A. Freden, aseguró que su junto al resto de los países seguirán exigiendo al régimen orteguista que rindan cuenta de las fraudulentas elecciones del 7 de noviembre.  

“Ortega sigue dirigiendo el país como si fuera una empresa familiar, sin escuchar los mandatos democráticos, sino hacen caso me temo que vamos a ver más represión en el futuro”, señaló el diplomático estadounidense.  

Crímenes siguen impunes  

La presidenta de la CIDH, Antonia Urrejola lamentó la decisión de Nicaragua de denunciar la Carta de la OEA, particularmente en un contexto donde las graves violaciones a los derechos humanos ocurridos siguen en la impunidad.  

“En Nicaragua persiste un contexto de impunidad generalizada respecto de las graves violaciones de derechos humanos cometidas en el marco de la represión estatal las cuales resultaron en la muerte de 355 personas”, dijo Urrejola ante el Consejo Permanente.  

Según Urrejola existe una “persistente narrativa” por parte del gobierno orteguista de querer negar las violaciones de derechos humanos en el país centroamericano que pasa por estigmatizar a las voces disidentes y opositoras.  

Estado policial vigente

«La población nicaragüense continúa afectada por la instalación de un Estado policial que posibilita la permanente coordinación entre la Policía Nacional y grupos simpatizantes del gobierno para agredir”, mencionó Urrejola. 

La presidenta de la CIDH denunció las graves violaciones de derechos humanos a las que son sometidas las personas presas políticas del régimen nicaragüense que son sometidos a “tratos crueles e inhumanos”.  

Alberto Brunori,  representante Regional para América Central de la Oficina Regional para América Central del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), reiteró el llamado para el restablecimiento del Estado de derecho que pasa por la liberación de los presos políticos, la devolución de la personalidad jurídica a los partidos políticos y el cese de todo acoso contra periodistas y defensores de derechos humanos.  

“La Oficina hace un llamado a que Nicaragua inicie un dialogo amplio participativo y transparente con una clara, integral y efectiva de derechos humanos”, alentó Brunori.  

El representante de OACNUDH señaló que el “principio de pluralismo político” que es fundamental para el ejercicio de la participación política “quedó limitado” de cara al proceso electoral.  

Nicaragua debe cumplir obligaciones  

Para Daniel Zovatto, director regional para América Latina del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional) lo que se vive en Nicaragua es una “inédita situación” por lo que propone a los países democráticos del mundo “actuar con toda la firmeza y determinación que el caso amerita”.  

“Hay que mantener siempre abierta la puerta del diálogo en eso estamos de acuerdo, pero acompañar la oferta del diálogo con un aumento de la presión internacional que sea sostenida y contundente sobre el régimen de Daniel Ortega”, denunció Zovatto.  

El director regional para América Latina de IDEA Internacional los países deben aumentar a Ortega el costo de “permanecer en el poder”.  

IDEA Internacional propone comenzar a vincular las sanciones políticas con las sanciones individuales y las económicas para limitar al régimen nicaragüense.  

El representante de Colombia Alejandro Ordoñez Maldonado señaló que los países miembros del organismo de la OEA deben estar vigilantes ante la decisión de Ortega de denunciar la Carta de la OEA.  

“Debemos de estar vigilante de que el régimen de Ortega no incumpla con sus obligaciones, hago un llamado a todos los estados de la organización para que tomemos decisiones valientes”, apuntó Ordoñez Maldonado.  

Eurodiputados piden más sanciones contra Ortega   

Previo a la sesión de la OEA, la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo abordó también la situación de los derechos humanos y el fraude electoral del pasado 7 de noviembre en Nicaragua.  

Los eurodiputados plantearon que es necesario incrementar la presión en contra del régimen de Ortega y Murillo. 

El eurodiputado Leopoldo López del Partido Popular por España, señaló que las votaciones en Nicaragua no fueron sino una “farsa, una burla” que no cumplieron con ninguna norma internacional.  

“Se caracterizaron por un clima muy turbulento, dominado por la persecución de periodistas, precandidatos, opositores, empresarios de cualquiera que no manifestara la conformidad con los dictadores Ortega”, dijo López.  

María Soraya Rodríguez en representación del partido de Renovar Europa señaló que la situación del país centroamericano es realmente crítica y advirtió que la denuncia de la Carta de la OEA es preocupante, debido que vulnera los derechos humanos de la población.  

“Desde este Parlamento, lo pediremos en la próxima resolución sobre la situación de Nicaragua que insistamos en romper la impunidad de esta dictadura, más sanciones y desde luego sanciones al entramado económico con el que se ha convertido esa familia de Ortega, Rosario, sus hijos que están como una sociedad anónima saqueando el país e incrementando, empobreciendo la situación terrible y social que se vive en el país”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *