Nacionales

¿OEA podría declarar ilegítimo a Daniel Ortega en octubre?

El próximo mes de octubre se realizará la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la que el tema de Nicaragua será abordado en las sesiones del 20 y 21, en las que el organismo regional podría aplicar la Carta Democrática al país.

Sin embargo, varios movimientos opositores también le han pedido al secretario general de la OEA, Luis Almagro que en la agenda se incluya declarar la ilegitimidad de Daniel Ortega “en el ejercicio del poder” en Nicaragua.

Las razones que dan los nicaragüenses principalmente exiliados es que el régimen orteguista tiene “sumido al país en una crisis mediante el establecimiento de un estado de sitio y de excepción que viola todos los derechos humanos”.

Al respecto, el analista político y ex embajador de Nicaragua ante la OEA, Edgar Parrales cree que esta petición de los movimientos de nicaragüenses exiliados no se aborde, puesto que el organismo lo que tiene actualmente en agenda es debatir la suspensión del país y no declarar la ilegitimidad de Ortega.

“Si está pendiente desde hace más de un año la decisión de decretar o no la suspensión (de Nicaragua) por parte la OEA, yo creo que es lo primero que la OEA va a tener que tramitar porque ese es un tema que ya está pendiente desde sesiones ordinarias anteriores. No creo que vayan a poner de lado este tema para reconsiderar el otro (la ilegitimidad de Ortega). Entiendo que primero van a tratar el tema de la suspensión”, dijo Parrales en entrevista con La Mesa Redonda.

La aplicación de la Carta Democrática a Nicaragua, es debido a que el régimen Ortega Murillo ha “quebrantado el orden institucionalista de Nicaragua”.

En este caso, el analista señala que la suspensión se ha frenado durante tantos meses debido a que según la Carta Democrática necesita dos tercios de votos para declarar la suspensión de un país.

“Se necesitan dos tercios y son 24 votos. No se han logrado los 24 votos, no se han tenido porque hay distintas posiciones de parte de países miembros de la OEA”, indicó.

Entre las razones de los gobiernos miembros de la OEA para no haber suspendido todavía a Nicaragua, están –según Parrales—que unos “por cálculos políticos”, “otros no lo dan por intereses económicos” y “otros por razones jurídicas, dicen ‘no creo yo que deba dar ese voto porque estaríamos alterando la soberanía de los países’”.

“Yo personalmente siempre he dicho que este es un gobierno ilegítimo de origen, porque desde el 2007 cometió fraude en las elecciones, por lo tanto hay bases para declararlo ilegítimo”, afirmó.

Por otro lado, el exdiplomático aclara que suponiendo que fuese aceptada la suspensión de Nicaragua, el país no deja de ser miembro de la OEA y tampoco deja de estar obligado por los compromisos implícitos que conlleva el ser miembro. “Por lo tanto, podrían darse la suspensión y la declaración de ilegitimidad”, aseguró.

El 7 de agosto pasado, las misiones permanentes de Estados Unidos, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia y Paraguay solicitaron a la OEA, incluir el tema “La Situación de Nicaragua” en el proyecto del temario del quincuagésimo periodo ordinario de sesiones de la Asamblea General de este organismo, prevista a realizarse en octubre próximo.

A través de una nota, estos seis países pidieron al embajador Luis Fernando Cordero Montoya, Representante Permanente de Honduras y Presidente de la Comisión Preparatoria de la Asamblea General de la OEA, que el tema de Nicaragua se abordado en las sesiones del 20 y 21 de octubre de 2020.

“Este tema denota la importancia del permanente compromiso de la OEA en los asuntos relacionados con Nicaragua, lo cual concuerda totalmente con las actividades que realizan el Grupo de Trabajo sobre Nicaragua, la Comisión de Alto Nivel de la OEA sobre Nicaragua y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sus continuos informes”, argumentaron las misiones.

A la petición de estos países, también se suman las de varios movimientos cívicos nicaragüenses que han solicitado a la OEA “proceder con sentido de urgencia en la próxima Asamblea General del mes de octubre del presente año, y en base de la Carta de la OEA, la suspensión y desconocimiento del régimen dictatorial de Ortega, por su actual ejercicio ilegítimo del poder, considerando que a la fecha han sido infructuosas las gestiones diplomáticas (…) con el objetivo de propiciar el restablecimiento de la democracia y las libertades”.

Parrales subraya que esta solicitud es de grupos de oposición, porque ningún gobierno la ha avalado.

En #LaMesaRedonda de hoy nuestro invitado el Dr. Edgar Parrales nos explica los escenarios de la declaración de ilegitimidad por parte de la OEA a la dictadura.

Posted by La Mesa Redonda con Sergio Marin Cornavaca on Thursday, September 17, 2020

CONSECUENCIAS PARA NICARAGUA

Y en el caso que se aplique la Carta Democrática a Nicaragua, las consecuencias serían que el país queda excluido de todo tipo de participación en las diversas actividades de la OEA, como Asambleas Generales, Consejos Permanentes, Consultas, Conferencias internacionales, detalló el analista.

Además, les daría pie a los gobiernos democráticos de tomar medidas de sanciones contra el régimen de Ortega, el país no tendría beneficios que proporcionan organismos como la OPS, se le cerrarían las puertas a préstamos con bancos como el BID. También habría suspensión de relaciones diplomáticas con otros países.

Y en el caso de declarar la ilegitimidad de Ortega, el experto advirtió que los países podrían organizar un ejército colectivo “para venir a rescatar al pueblo de Nicaragua del dominio de un gobierno ilegítimo”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular

To Top