ONG denuncian actos represivos de la Policía Orteguista en el contexto del tercer aniversario de protestas en Nicaragua

La oficina de la Alta Comisionada de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y otras organizaciones humanitarias denunciaron este lunes nuevas violaciones de los derechos humanos en Nicaragua en el tercer aniversario de las protestas contra el régimen de Daniel Ortega.

“En Nicaragua, tres años después del inicio de las protestas, continúan la impunidad y la crisis de derechos humanos”, informó Acnudh en su cuenta en Twitter.

En las últimas horas, la Policía Orteguista ha allanado casas, agredido a opositores y periodistas, y asediado las viviendas de personas críticas al régimen de Ortega.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) afirmó que la periodista Kalúa Salazar, quien en 2020 fue objeto de un juicio político, fue víctima de hostigamiento y agresión física por parte de la Policía esta madrugada, cuando se dirigía a su trabajo en la ciudad de Bluefields.

“El CENIDH condena (el) hostigamiento y agresión física en contra de la periodista Kalua Salazar. Los policías se apostaron frente a su casa desde las 05:00 a.m., le han prohibido salir a su trabajo y la han golpeado delante de su mamá y sus hijas”, indicó la ONG.

Una situación similar vivió anoche y hoy el líder opositor Lenín Salasblanca, en Juigalpa, Chontales, quien es frecuentemente asediado por la Policía Orteguista.

El CENIDH también condenó el allanamiento policial en casa de la familia Reyes Alonso, en León, ocurrido esta mañana. “El allanamiento sin ninguna orden judicial duró 50 minutos aproximadamente, haciendo uso desproporcional de la fuerza, más de 60 policías quienes se transportaban en cinco camionetas, tres motos, y con el uso de la técnica canina, rebatieron y destruyeron el interior de la vivienda, despojándoles de cinco teléfonos celulares, dos laptops y una tablet”, precisó el organismo.

Asimismo, condenó el allanamiento dirigido por el Comisionado general Fidel Domínguez en casa de doña Yesenia Estrada, mamá del excarcelado Bayron Corea. “La señora Estada refirió a CENIDH que el allanamiento fue a las 10:30 a.m. cuando en casa solo estaba su mamá de 80 años”.

El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más también denunció casos de hostigamiento policial y de paramilitares contra familias opositoras en la ciudad de Masaya, cuyos habitantes la declararon “territorio libre del dictador” en 2018, tras lo cual fue objeto de un ataque armado del régimen en el que murieron decenas de opositores.

“Denunciamos también que en Masaya, la vivienda de la excarcelada política Karla Ñamendi, a quien se le está tramitando medidas cautelares CIDH amaneció con pintas que dicen ‘Plomo’”, indicó el organismo.

El Colectivo condenó el aumento de la persecución y violencia de Estado contra periodistas, excarcelados y defensores de Derechos Humanos cuando se cumplen 3 años de la represión de abril 2018. “Exigimos al régimen Ortega-Murillo el cese de las agresiones contra el pueblo de Nicaragua”, sostuvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.