ONG repudia práctica de desnudar a mujeres y familiares de presos políticos en El Chipote

El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, repudió este lunes la práctica de desnudar a mujeres y familiares de presos políticos en Nicaragua.

Este fin de semana el régimen de Daniel Ortega aceptó que un grupo de opositores presos en El Chipote recibieran visitas, sin embargo antes del encuentro, los familiares fueron desnudados y obligados a hacer sentadillas, y en el caso de las mujeres tocadas indebidamente.

Repudiamos la práctica de desnudar a las mujeres y familiares que visitan a las personas presas políticas, porque constituye una forma de extender el método de tortura y tratos crueles que sufren quienes están privados de libertad por razones políticas”, señaló el Colectivo a través de sus redes sociales.

El organismo exigió al régimen de Daniel Ortega “el cese de toda forma de crueldad, trato inhumano y degradante, y la libertad de todas las personas presas políticas en Nicaragua”.

El periodista Cristopher Mendoza, sobrino del cronista deportivo Miguel Mendoza, relató al medio Esta Semana que la esposa de su tío, Margine Pozo, fue desnudada y revisada por una funcionaria, lo que fue “muy duro para ella”.

Su ropa interior tuvo que retirarla, revisan su cuerpo. Mi tío se siente triste por eso. Algunas expresiones que le dijo a ella, cuando la vio, fueron: perdón amor, porque esta situación te ha puesto en estas condiciones”, afirmó.

Pozo, confirmó al diario La Prensa que “lamentablemente pasamos esa humillación. Todavía estoy en shock. Uno siente hasta pena compartir esa experiencia. Yo siento que abusaron de mi cuerpo”, dijo.

Renata Holmann, hija del preso político Juan Lorenzo Holmann, contó que su madre fue obligada a quitarse toda la ropa y hacer sentadillas.

A mi abuela de 95 años la trataron con un poquito más de respeto, pero todavía la registraron de manera extensiva. La experiencia de mi familia no es única. Este abuso es generalizado hacia todos los familiares de presos políticos y realmente ha incrementado el mismo con cada visita. Es una falta de respeto y un intento más de humillar y violentar a los familiares que solo quieren visitar a los presos políticos”, dijo Holmann a Esta Semana.

Otro caso, es el de Óscar Téllez Balladares, sobrino de la exguerrillera Dora María Téllez, que fue detenido cuando fue a visitarla a ‘El Chipote’ por reclamar las abusivas requisas en el lugar, especialmente contra las mujeres jóvenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.