ONU ve como “una regresión” las medidas migratorias de Costa Rica que afectarían a los nicaragüenses

Vasilka Sancin, miembro del Comité Asesor del Consejo de DDHH de las Naciones Unidas, expresó su preocupación por las nuevas medidas tomadas por el gobierno de Costa Rica relacionadas a la migración y las cuales podrían afectar a los más de 200.000 nicaragüenses que residen en ese país.

En entrevista con la Voz de América, Sancin indicó que “ningún refugiado deja su territorio de manera voluntaria” y agregó que las acciones del gobierno costarricense implican “una regresión en términos del trato de refugiados de Nicaragua en Costa Rica hasta el momento”.

Dentro de las nuevas disposiciones del gobierno de Costa Rica que fueron anunciadas a finales de noviembre por el presidente Rodrigo Chaves se establece que no se otorgarán permisos laborales expeditos a los solicitantes de refugio a como ocurría anteriormente, sino que deberán cumplir con un procedimiento interno que establecerán las autoridades migratorias.

Vasilka Sancin

La mayoría de solicitantes de refugio en Costa Rica son de origen nicaragüense, de acuerdo a datos oficiales. Según Chaves muchos “se aprovechan” de los beneficios de ser solicitante de asilo cuando “en realidad hay muchos que son migrantes económicos”.

Con las nuevas disposiciones, Costa Rica también orientó que la solicitud de asilo político deberá ser presentada dentro de un mes a partir del día de su ingreso al país de la persona.

Asimismo, estableció que los solicitantes de refugio no podrán salir del país por “ningún motivo”, mientras su proceso se encuentra en trámite.

Estos individuos ya son, sólo por el hecho de que debieron dejarlo todo atrás y huir a otros país, es una situación extremadamente vulnerable”, indicó Sancin, quien era vicepresidenta del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas al momento de la revisión de la situación de Nicaragua en octubre de 2022. “Es muy importante que todos los derechos correspondientes a los refugiados sean respetados a pleno en todos los países en que se les otorgue asilo”.

El gobierno de Costa Rica anunció las medidas migratorias el 30 de noviembre luego de haber enviado una carta a la ONU en la que exponía la situación migratoria que vive el país, que ha acogido a al menos 200.000 nicaragüenses que huyen de la crisis sociopolítica en Nicaragua.

Chaves reclamó que la comunidad internacional “no está colaborando con los recursos” económicos necesarios para enfrentar la migración masiva en este país de 5 millones de habitantes.

“Esa carta le advierte a la comunidad internacional que estamos tomando medidas”, dijo Chaves. “Uno llega hasta donde le alcanza. No estamos viendo apoyo de la Organización Internacional de Migraciones, no estamos viendo apoyo de las Naciones Unidas y el Alto Comisionado de los Refugiados”, argumentó.

De acuerdo con Migración y Extranjería de Costa Rica, desde 2018 a la fecha, este país ha recibido 222.000 solicitudes de refugio de las cuales 172.000 se encuentran pendientes de resolver.

Según el gobierno costarricense, al menos un 80% de los solicitantes refugio “no califican” dentro de esta definición.

*Con VOA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.