Oposición reacciona a la amenaza de “cadena perpetua” lanzada por Ortega

La oposición nicaragüense rechazó las amenazas de “cadena perpetua” lanzadas ayer martes por el dictador Daniel Ortega durante un acto por el 199 aniversario de la Independencia, en el que afirmó que castigaría con esa pena a quienes cometan “crímenes de odio” en Nicaragua, haciendo hincapié sobre los opositores azul y blanco.

“Están cargados odio, resuenan odio, son criminales, cobardes, se creen intocables porque se les dio amnistía, ya se les dio la oportunidad, una amnistía, pero ya no habrá otra amnistía, el pueblo pedirá cuentas”, dijo Ortega en referencia a los opositores.

Guillermo Incer, integrante del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) señaló que las declaraciones de Ortega son una muestra de la escalada de amenazas hacia la oposición.

Incer, comentó que es una “soberana bajeza que (Ortega) haya utilizado la desgracia de la violación y asesinato de las dos niñas en Mulukukú para disfrazar su línea de represión hacia la oposición nicaragüense”. “Es una muestra más que aferrarse al poder está por encima de la vida, en este caso particularmente sobre la vida de la niñez y de la mujer”, afirmó.

“Esta medida anunciada de la cadena perpetua, no es más que una muestra de frustración por no haber podido aplacar a la oposición y el avance en la organización de la oposición. Es una muestra de frustración que ya quisiera a estas alturas haber apagado toda muestra de la llama de abril”, expresó.

https://www.facebook.com/LaMesaRedondaNicaragua/posts/4413543692050039

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Alianza Cívica, indicó que Ortega “destiló una cuota mayor de odio a la oposición”.

“En su habitual y trasnochado discurso, el dictador destiló una cuota mayor de odio a la oposición. Se ve que le duele estar cada vez más solo. Dejó claro que le preocupa el avance de lucha por la libertad. Se va!”, tuiteó.

“No nos equivoquemos, además de querer recetar cadena perpetua a los AyB, hay otras intenciones. El cambio de pena requiere reforma a la Constitución. El dictador seguro está pensando en otros cambios para violentar libertades públicas. Hay que estar ojo. Se va!”, advirtió Chamorro.

El jurista José Pallais, miembro de la Coalición Nacional, apuntó que “Maduro usa la ley del odio para intervenir internet, cerrar medios y sancionar a los críticos. Ortega no busca justicia liberando criminales, crea el reino de la impunidad, el crimen se previene con la certeza de la sanción no con la dureza de la pena”.

Actualmente el Código Penal de Nicaragua establece 30 años de cárcel como pena máxima para los delitos más graves. En el país no existe pena de muerte ni cadena perpetua.  Al respecto, Ortega dijo que en el país no existe la pena de capital porque hay “un convenio internacional donde estamos comprometidos a no aplicar condena de muerte”. Sin embargo, “no estamos comprometidos a no aplicar condena perpetua para los criminales”, advirtió.

La decisión de reformar la ley para favorecer la cadena perpetua había sido anunciada el pasado lunes por Rosario Murillo, quien dijo que la enmienda será aprobada en el Parlamento, de mayoría orteguista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *