Destacados / Nacionales · 06/11/2023

Opositores nicaragüenses critican declaraciones del General Avilés en China

Las recientes declaraciones del jefe del Ejército de Nicaragua, General Julio César Avilés, en su visita a China, generaron críticas de varios opositores nicaragüenses quienes tildaron al militar de “alinearse” a los intereses del gigante asiático.

Avilés visitó China del 28 de octubre al 3 de noviembre para participar en  X edición del foro regional Xiangshan, en el que aprovechó para mostrar su apoyo a ese país y de paso arremeter contra Estados Unidos y la Unión Europea.

Avilés reafirmó a China “la voluntad y compromiso del Ejército de Nicaragua de mantener y fortalecer los mecanismos de cooperación para contener y minimizar los efectos de las amenazas y riesgo comunes, coadyuvando desde la condición de seguridad común a la paz duradera”.

Al respecto el dirigente opositor y excarcelado político Félix Maradiaga dijo que las “desafortunadas declaraciones” de Avilés “revelan hasta qué punto el comandante en jefe del ejército asimila la propaganda china contra Occidente”.

No podíamos esperar nada diferente. Ya en declaraciones anteriores en el contexto de las relaciones con Rusia le hemos escuchado repetir el guión que desde Moscú, La Habana, Teherán y Pekín se ha escrito para ser replicado por los aliados de esa red autocrática”, señaló Maradiaga en un escrito enviado a través de WhatsApp a La Mesa Redonda.

“En un contexto de democracia, esperaríamos del jefe del ejército, más prudencia institucional para evitar asociar tan abiertamente al ejército con la peligrosa polarización antiestadounidense que se viene fraguando desde China. Observamos todo lo contrario. En un acto de alineamiento con la retórica de la pareja dictatorial Ortega-Murillo, el general Avilés insinúa entre líneas que el ejército de Nicaragua ya ha tomado partido en el conflicto global que se vive entre el bloque antioccidental, presidido por China y Rusia, y las democracias de Europa y Estados Unidos”, añadió Maradiaga.

Recordó que en años anteriores “los halagos” de Avilés eran para los ejércitos de Estados Unidos y de Taiwán. “Lo que estamos viendo es, poco a poco, el irresponsable involucramiento de las fuerzas armadas de Nicaragua en una nueva Guerra Fría y su alineación a un conflicto global al cual Nicaragua no debería pertenecer”, recalcó.

No puedo dejar de lamentar que el ejército de Nicaragua, por culpa de su jefe supremo que es el dictador Ortega, se ha convertido en una institución aduladora de fuerzas imperialistas y colonialistas, como son China y Rusia. Ambas potencias son la nueva versión del imperialismo, invadiendo territorio soberano como es el caso de la ilegal invasión de Rusia a Ucrania, y amenazando a pueblos libres como es el caso de China contra Taiwán”, escribió.

Por su parte, el exconcejal Alfredo Gutiérrez, liberal exiliado en Estados Unidos, afirmó que “el Ejército ya no sólo es cómplice de los crímenes de lesa humanidad contra el pueblo nicaragüense, sino que se ha constituido en la pieza fundamental para la dictadura sandinista en sus alianzas geopolíticas internacionales en contra de Estados Unidos y su influencia en el Hemisferio Occidental”.

El Sandinismo convertirá Nicaragua en la peor amenaza a la seguridad del Hemisferio Occidental si no se les detiene a tiempo. China, Rusia, Irán y Corea del Norte, todos ellos, coordinadamente o no, ya iniciaron su despliegue militar en Nicaragua”, escribió Gutiérrez en un mensaje enviado a La Mesa Redonda.