Destacados / Nacionales · 23/02/2024

Ordenan detención del expresidente panameño Martinelli, asilado en embajada de Nicaragua

Un tribunal panameño ordenó el jueves la detención preventiva del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), asilado en la embajada de Nicaragua en Panamá tras ser condenado a más de 10 años de prisión por blanqueo de capitales en el caso conocido como ‘New Business’.

Además se sumó una segunda petición de arresto relacionada con el caso Odebrecht, por el que el expresidente panameño irá a juicio.

La decisión vinculada al caso ‘New Business’, que fue tomada por la jueza Baloísa Marquínez, analizó “la gravedad del delito imputado, el riesgo de fuga evidenciado por la conducta del sentenciado, la necesidad de garantizar la efectividad del proceso judicial y el incumplimiento de la medida cautelar de reporte”, dijo en un comunicado el Órgano Judicial (OJ) de Panamá.

Se concluye que la detención preventiva en contra del expresidente condenado es proporcional y necesaria para asegurar la comparecencia del sancionado ante la justicia y salvaguardar los intereses de la sociedad”, precisó el OJ.

La jueza ordenó la detención preventiva de Martinelli tras admitir una petición de la Fiscalía de cambio de la medida cautelar dictada inicialmente de impedimento de salida del país.

El pasado 15 de enero fue la última vez que el exgobernante se reportó para el cumplimiento de dicha medida cautelar, lo cual, según el Tribunal, “revela, desde esa fecha, un incumplimiento de sus obligaciones procesales, que agrava aún más el riesgo de fuga, máxime cuando la causa solo se encuentra a la espera de que sean resueltas solicitudes de aclaración”.

El exgobernante fue condenado a 10 años y 6 meses de prisión por el delito de lavado de dinero en el llamado caso ‘New Business’, una compleja trama para comprar irregularmente la Editorial Panamá América S.A. (Epasa) que publica tres diarios.

Después de que la sentencia quedara en firme el pasado 2 de febrero tras serle rechazada la casación, Martinelli se asiló en la sede diplomática de Nicaragua el 7 de febrero alegando que la condena se trata de una persecución política en su contra para impedirle participar en las elecciones del 5 de mayo próximo como candidato presidencial.

En España también es investigado por presunta corrupción por sobornos que la constructora española FCC confesó haber pagado en Panamá, y además por el supuesto espionaje a una mujer en la isla de Mallorca.

Martinelli sigue asilado en la sede diplomática de Nicaragua tras serle negada la petición de salvoconducto necesaria para viajar a territorio nicaragüense.

*Con EFE