Ortega aplica medidas restrictivas a transportistas de Costa Rica

El régimen de Daniel Ortega decidió aplicar medidas recíprocas a Costa Rica por las restricciones que mantiene al transporte de carga que entra en su territorio, en el contexto de la pandemia de COVID-19.

Como parte de las medidas, el transporte de carga costarricense ahora sólo puede transitar por las carreteras de Nicaragua en caravanas de varios camiones, custodiados por la Policía Orteguista, y los conductores de Costa Rica no podrán permanecer más de 72 horas en el país, informó el régimen a través de La Gaceta, diario oficial.

Adicionalmente, los conductores costarricenses deberán permanecer en los depósitos aduaneros todo el tiempo que no estén conduciendo, y sus camiones, obligados a cumplir con las normas sanitarias locales, no podrán ingresar vacíos a Nicaragua, ni salir del país con carga..

De acuerdo con el diario oficial, la decisión fue tomada el jueves, el mismo día en que Costa Rica flexibilizó las restricciones al transporte centroamericano, mismas que había aplicado para evitar la propagación del COVID-19 a su territorio, que ha sido tomado como ejemplar, a nivel internacional, en la lucha por la pandemia.

La flexibilización de Costa Rica permite a los transportistas extranjeros despachar carga en granel, en refrigeración o productos peligrosos, directamente a sus clientes, y que puedan levantar carga en almacenes fiscales definidos por las autoridades costarricenses, con un plazo de estadía en el país mayor a las 72 horas estipuladas inicialmente.

El pasado 27 de mayo, los transportistas de Nicaragua anunciaron un bloqueo de la carretera Panamericana en la zona de la frontera con Costa Rica, en protesta por las medidas sanitarias que mantienen paralizado el transporte de carga en Centroamérica.

El transporte de carga centroamericano se mantiene congelado desde el pasado 18 de mayo, cuando Costa Rica restringió el ingreso a su territorio de conductores extranjeros, luego de detectar 50 casos de COVID-19 en estos transportistas en un lapso de dos semanas, la mayoría en la frontera con Nicaragua.

La situación ha ocasionado filas kilométricas de camiones en ambos lados de la frontera entre Nicaragua y Costa Rica.

El Gobierno de Costa Rica espera que con la propuesta de flexibilización de las medidas restrictivas y el protocolo sanitario regional se pueda restablecer el flujo comercial.

*Con información de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.