Ortega: Nicaragua jamás volverá a estar cargando el yugo del imperio yanqui

El dictador Daniel Ortega, aseguró la noche del  viernes en que su régimen ganará las elecciones del 7 de noviembre próximo, y sostuvo que ¡nunca jamás el pueblo nicaragüense volverá a estar cargando el yugo del imperio yanqui”.

En un discurso transmitido en cadena de radio y televisión, en ocasión del 42 aniversario de la Fuerza Aérea de Nicaragua, Ortega dijo que los sandinistas tienen un “nuevo reto” con las elecciones, en las que él busca mantenerse en el poder.

Insistió en que sus adversarios, junto con Estados Unidos, “están conspirando contra las elecciones”, aunque no explicó en qué sentido ni ofreció pruebas, y que así “como Nicaragua ha salido vencedora frente a ese poderoso y brutal enemigo, que es el colonialismo, el neocolonialismo, el imperio”, los sandinistas lo volverán a hacer en noviembre.

Auguró que los opositores no volverán al poder en Nicaragua y que “esa historia quedó enterrada en el basurero de la historia”.

“Allí están ellos. Que se den cuenta que están allí, en las inmundicias del basurero de la historia. Se están revolcando y se seguirán revolcando”, dijo.

Durante su discurso, el dictador comentó que en abril de 2018 sus adversarios intentaron “provocar un cambio de régimen, un cambio de sistema”, cuando estalló una revuelta popular por unas controvertidas reformas a la seguridad social y que luego se convirtieron en una exigencia de renuncia de Ortega, debido a que respondió con la fuerza.

“Ellos estaban claros que golpe de Estado no era posible en Nicaragua, porque para un golpe de Estado se necesitan al Ejército y a la Policía y ellos estaban claros que no estaban dentro de sus posibilidades. El golpe de Estado lo concebían con sus actos de terror, y que luego el yanqui (EE.UU.) invadiendo nuestra patria”, afirmó Ortega, que dijo tuvo la paciencia de Job.

A su juicio, los opositores se exhibieron durante esas protestas y que “cada día que pasaba era mayor el repudio del pueblo contra los crímenes que estaban cometiendo, bendecidos también, al igual que en (el tiempo de) la Colonia (española), por algunos fariseos”, en alusión algunos obispos, a quienes también ha acusado de intentar derrocarlo.

“Y los fariseos han desaparecido. Allí andan vestidos elegantes, hablando como si fuesen unos santos, y basta levantar un poquito y lo que se encuentra es la inmundicia, porque no hay ningún respeto a Cristo, ningún respeto a Dios”, lanzó.

Aseguró que su régimen decidió restablecer “la paz y la estabilidad” y poner fin a las manifestaciones antigubernamentales, a petición del “pueblo” y que ahora “estamos gozando de esa paz y de esa estabilidad”.

*Con EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *