Ortega ordena cerrar 101 ONG, incluida una de la Orden Madre Teresa Calcuta

El dictador Daniel Ortega a través del Ministerio de Gobernación (MIGOB), ordenó el cierre de otras 101 ONG, incluida la Asociación Misioneras de la Caridad de la Orden Madre Teresa de Calcuta, según una iniciativa de decreto publicada el fin de semana.

Está previsto que la cancelación de las personerías jurídicas ocurra mañana martes.

Con esas nuevas 101 asociaciones sin fines de lucro se elevan a 758 las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) -de más de 6.000- cuya ilegalización ha pedido Ortega.

La disolución de las Misioneras de la Caridad y de las otras 100 ONG fue propuesta con carácter urgente por el ilegítimo diputado sandinista Filiberto Rodríguez.

Según un informe de la Dirección General de Registro y Control de Organismos Sin Fines de Lucro, las Misioneras de la Caridad supuestamente “ha incumplido con sus obligaciones” conforme la ley que los regula, y la Ley de Lavado de Activos, el Financiamiento al Terrorismo y el Financiamiento a la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva.

Entre otros, MIGOB indicó que las Misioneras de la Caridad no están acreditadas por el Ministerio de Familia para funcionar como guardería, centro de desarrollo infantil u hogar de niñas o asilo de ancianos, ni tienen permiso del Ministerio de Educación para reforzamiento de aprendizaje.

Además, supuestamente no reportaron activos fijos, y las actividades de su sede en la ciudad de Granada (suroeste) no fueron reportadas: hogar de niñas, comedor, guardería y reforzamiento de aprendizaje.Otro motivo para disolver esa ONG, alegó Gobernación, es que la Junta Directiva está integrada únicamente por ciudadanas de otras nacionalidades, y la nueva ley que los regula, en vigor desde hace dos meses, establece que solo el 25 % de las personas que integran la directiva pueden ser extranjeras.

La Asociación Misioneras de la Caridad fue creada el 16 de agosto de 1988 durante el primer régimen sandinista (1979-1990), y su apertura se dio luego de una visita a Nicaragua de la Madre Teresa de Calcuta, en la que se reunió con Ortega, quien era presidente de entonces.

Las religiosas de la Orden Madre Teresa de Calcuta administran el Hogar Inmaculado Corazón de María en la ciudad de Granada (suroeste) en el que albergan a adolescentes abandonados o abusados, a quienes les brindan ayuda psicológica y educación integral.

Junto a las clases regulares, enseñan música, teatro, costura, belleza y otros oficios para que se puedan reinsertar en la vida.

Asimismo, cuentan con un asilo de ancianos en Managua, a quienes les proveen alimentación, vestimenta y otros cuidados.

También desarrollan un proyecto en el que brindan reforzamiento escolar a estudiantes en situación de riesgo, en su mayoría hijos de mujeres trabajadoras de los mercados populares.

Además tienen una guardería en la que cuidan a decenas de niños de familias de escasos recursos, cuyos padres -principalmente madres solteras y vendedoras en los mercados, ambulantes, o por cuenta propia-, no tienen para pagar por el cuido de sus hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.