Ortega otorga nacionalidad nicaragüense a exministro de Juan Orlando Hernández

El régimen de Daniel Ortega otorgó la nacionalidad nicaragüense al exministro de la Presidencia de Honduras, Ebal Díaz, en el gobierno del expresidente Juan Orlando Hernández, quien huyó a Nicaragua en el marco de la extradición del exmandatario a Estados Unidos.

Según la edición número 111 de La Gaceta, diario oficial de Nicaragua, correspondiente a este viernes, consta la certificación que emitió el Ministerio de Gobernación (MIGOB), a través de la Dirección General de Migración y Extranjería, a favor de Ebal Jair Díaz Lupián.

Otorgar la nacionalidad nicaragüense en calidad de nacionalizado al ciudadano Ebal Jair Díaz Lupián”, indica La Gaceta.

Sin embargo, desde el 13 de noviembre de 2020 la Dirección Nacional de Migración y Extranjería de Nicaragua había resuelto otorgarle la nacionalidad nicaragüense a Díaz, quien desapareció de la escena pública de Honduras desde el cambio de gobierno en enero pasado.

¿QUIÉN ES EBAL DÍAZ?

Díaz Lupian de 49 años, tiene dos nacionalidades más, hondureña y la mexicana, ya que nació en Tegucigalpa el 23 de diciembre de 1973, pero es hijo una ciudadana nacida en México.

Primero se dijo que estaba refugiado en México aprovechando su nacionalidad. Luego se detectaron varias salidas migratorias hacia Nicaragua, donde ha decidido radicar y ahora es oficialmente ciudadano.

Díaz, es visto en Honduras como “cómplice e íntimo amigo” de Juan Orlando Hernández, acusado por Estados Unidos de supuesto “narcotráfico, uso de armas para el narcotráfico y conspiración para usar armas en el tráfico de estupefacientes”.

Ebal Díaz había construido su carrera política a la par de Hernández. Desde 2014, Díaz fue el segundo rostro más visible del Poder Ejecutivo y uno de los funcionarios de mayor confianza del ex mandatario, según un reporte periodístico del portal Expediente Público.

El nombre de Ebal Díaz figuró en un documento desclasificado por parte de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, el cual señala que la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) lo estaría investigando por su presunta participación en el narcotráfico a gran escala y actividades de lavado de dinero provenientes de la importación de cocaína a la nación del norte. 

De acuerdo con el documento, Díaz estaría siendo investigado a la par del presidente Juan Orlando Hernández. Esta información formó parte de las pruebas presentadas por la fiscalía de Nueva York en el caso de Tony Hernández, hermano del exmandatario hondureño.

Díaz también ha sido acusado por hostigamiento sexual y privación injusta de la libertad en contra de una joven, de quien se guardó anonimato. El hecho supuestamente ocurrido en 2017, se archivó por conciliación en el Ministerio Público. Ante denuncias de este tipo, “cuando se trata de funcionarios de poder, ellos siempre son protegidos”, opinaron los grupos de feministas.

En Nicaragua, el dictador Daniel Ortega ya les ha dado refugio y nacionalizados nicaragüenses a los expresidentes de El Salvador, Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén, ambos requeridos por la justicia de su país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.