Ortega reaparece sorpresivamente en Cuba para la Cumbre del ALBA

El dictador Daniel Ortega viajó de forma sorpresiva a Cuba para participar, junto a otro grupo de dictadores y cómplices de estos, en la XXII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), que celebra los 18 años de la organización.

Ortega, aseguró en su discurso que esperaba obtener “fuerza y fortaleza” de los fallecidos Hugo Chávez de Venezuela, y Fidel Castro de Cuba, quienes hicieron el “milagro” de crear el ALBA en el 2004.

Esperamos que ellos nos den más fuerza y fortaleza para continuar librando la batalla frente al imperialismo agresor”, dijo. “Ellos están aquí presentes este día, en este 18 aniversario de la fundación. Lo sentimos en nuestras venas, corazón y conciencia”.

Ortega no se refirió a la crisis que vive en Nicaragua, ni a las críticas por violaciones a los derechos humanos de la que es objeto su régimen, por las detenciones arbitrarias de sus críticos; la más reciente, la del obispo Rolando Álvarez.

Brian Nichols, subsecretario de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado dijo recientemente en Twitter que la detención y acusación de “Álvarez es un acto cínico de un estado autoritario”.

Además de Ortega, en la Cumbre participan Nicolás Maduro, dictador de Venezuela, así como Miguel Díaz-Canel, de Cuba; Luis Arce, de Bolivia; junto a jefes de Estado de San Vicente, Dominica, Santa Lucía, entre otros.

Durante su intervención, Maduro defendió a Ortega ante lo que denominó “campañas” contra este, a las que comparó con las que, según él, sufre Cuba.

Por otro lado resaltó el papel del ALBA y dijo que el mecanismo “va hacia adelante como una organización de vanguardia moral, ideológica y política”.

El ALBA está compuesta por diez naciones y fue fundada en 2004 por Hugo Chávez y Fidel Castro como la contrapartida del ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas), impulsada por Estados Unidos.

*Con VOA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.