Orteguismo despide a científicos de la CIES de la UNAN-Managua por hablar sobre el coronavirus

Siguiendo las órdenes del régimen orteguista, las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua, decidieron despedir de su cargo al Dr. Miguel Ángel Orozco, director del Centro de Investigaciones y Estudios de la Salud (CIES) y a tres personas más del Equipo de Dirección que han formado a epidemiólogos y salubristas desde hace más de 30 años en el país, supuestamente por haber hablado sobre la pandemia del coronavirus con medios de comunicación independientes.

El medio digital Café con Voz, reportó que “semanas antes el ahora ex director del CIES, había brindado entrevistas a algunos medios de comunicación independientes, en los que guardaba distancia del discurso oficial y acciones relacionados con el manejo de la pandemia del Coronavirus”. Esta sería el motivo de su despido.

Los otros tres destituidos son la sub directora del CIES, doctora, Marcia Ibarra; la docente Rosario Hernández del área de Formación; y la profesora Lisset Linares, del área de administración.

“Cierto, el Consejo Universitario de la UNAN, en uso de sus facultades, nos remueven a cuatro profesionales del CIES de los cargos de dirección y nos despiden. Pregunté razones y la respuesta fue ‘sin comentarios’”, dijo el doctor Orozco a Café con Voz.

El medio detalló que las declaraciones de Orozco el pasado 6 de abril al periodista Luis Galeano fueron sobre “el secretismo de la información sobre la cantidad de casos, el manejo de las pruebas y las orientaciones contrarias al distanciamiento social, no eran adecuadas”.

CENIDH condena despido de científicos

A través de un comunicado el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) condenó la decisión de autoridades de UNAN-Managua de destituir a los científicos, indicando que esta acción visiblemente fue impulsada por el “desgobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo en medio de una pandemia es una arbitrariedad, una acción irresponsable”.

“No solo se está atropellando el derecho individual al trabajo y el derecho a ejercer la profesión, sino que se está privando del criterio científico al pueblo de Nicaragua que hoy más que nunca necesita de profesionales que aporten a la lucha contra el COVID-19”, sostuvo.

El CENIDH demandó el reintegro los profesionales y exigió explicaciones sobre del por qué fueron destituidos.

“Si no se pronuncian al respecto las autoridades de la UNAN-Managua quedarían en evidencia: SIGUIERON ÓRDENES DEL RÉGIMEN. PRETENDEN CALLAR Y EVITAR SEÑALAMIENTOS DE VOCES CALIFICADAS SOBRE LAS DEFICIENCIAS DEL SISTEMA DE SALUD Y LA NULA TOMA DE MEDIDAS PREVENTIVAS FRENTE AL COVID-19”, señaló el organismo.

Destacó que “ningún gobierno tiene derecho a limitar el estudio científico, ni a dar órdenes en universidades, todo esto pertenece al pueblo”.

“Hacemos un llamado a los profesionales de la salud; “miren cómo el régimen, quiere anular la investigación científica en medio de la pandemia COVID-19. El Sistema de Salud no es una oficina particular de la dictadura Ortega-Murillo, es un instrumento de lucha de los nicaragüenses para defender su derecho a la salud, háganlo funcionar con ese propósito”, concluyó el CENIDH.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.