Periodistas rusos arribaron a Nicaragua en medio de críticas de la prensa local

Un grupo de periodistas originarios de Rusia arribaron a Managua este fin de semana con el fin de concretar un convenio firmado entre los regímenes de Daniel Ortega y Vladimir Putin tres meses atrás.

En dicho contrato se estableció que el Consejo de Comunicación y Ciudadanía del régimen, que lo conforma el conglomerado de medios orteguistas del país, y el canal de televisión RT en español “intercambiarán” información.

Los analistas aseguran que el régimen pondrá a disposición más de 20 canales oficialistas para emitir contenido ruso, transmitiéndolo a 6,6 millones de personas que habitan en el país.

Victoria Vorontsova, directora del canal de televisión RT en español fue quien encabezó la visita; de igual forma el subdirector de dicho medio Alexander Luchaninov; y Karina Melikyan, directora de cooperación internacional.

Tras su llegada dijeron que buscaban “desarrollar un programa de intercambio y capacitaciones” con los medios orteguitas, que suman un emporio mediático en el país entre canales de televisión y radios.

Daniel Edmundo, hijo del dictador Ortega y quien funge como coordinador de medios del oficialismo en Managua recibió a la comitiva y dijo que en los próximos días estarán “fortaleciendo y estrechando la cooperación y la hermandad entre RT en español”.

Se desconoce qué tipo de actividades están programadas durante la visita de los directivos de los medios rusos, sin embargo se da en un contexto donde Ortega ha cerrado decenas de medios críticos, y ha obligado al exilio a más de 120 reporteros, mientras ha cerrado cadenas internacionales en el país, como CNN en español.

Eduardo Enríquez, editor en jefe del diario La Prensa de Nicaragua, cuya redacción completa salió al exilio, dijo a la Voz de América que actualmente “el periodismo sufre la etapa más represiva de su historia”.

En ese contexto llega RT al país y Enríquez afirma que aunque “aparenta realizar periodismo profesional” realmente “está al servicio del régimen de Vladimir Putin”.

RT es el brazo de desinformación del régimen ruso en el exterior y por lo tanto aliado de Ortega y el resto de regímenes autocráticos de América Latina: Cuba y Venezuela”, lamentó Enríquez.

Y agregó que la cadena rusa “solo puede llegar a Nicaragua a realizar cobertura de propaganda, de la mano del aparato propagandístico local, al difundirlo en los mercados donde ese canal penetra, que no son solo los regímenes autocráticos, sino en sociedades democráticas donde su objetivo es confundir”.

En eso coincidió por aparte Víctor Manuel Pérez, de la organización de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), quien enfatizó que la llegada de RT a Managua “es una clara evidencia de que el régimen sólo favorece a quienes le aplauden su mal gobierno”.

Nicaragua obtiene un puntaje bajo en el Índice Mundial de Libertad de Prensa , ocupando el puesto 160 de 180 países, donde 1 tiene el mejor ambiente de medios.

RSF, que compila el índice, dice que los periodistas independientes del país “soportan una pesadilla de censura, intimidación y amenazas”.

*Con VOA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.