Petro estaría negociando con Ortega la liberación de 14 presos políticos, asegura periodista colombiano

El presidente de Colombia Gustavo Petro, estaría negociando con el dictador Daniel Ortega la liberación de al menos 14 presos políticos en Nicaragua, aseguró este domingo el periodista colombiano Daniel Coronell a través de su columna El Precio del Silencio” publicada en el portal Cambio.

Esa sería una de lasdos causas por las cuales Colombia no asistió a la sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la que se estaba votando en contra el régimen de Daniel Ortega por la violación de Derechos Humanos en Nicaragua.

Este fin de semana una fuente gubernamental nicaragüense me confirmó que Colombia está adelantando una gestión humanitaria ante la dictadura de Daniel Ortega para lograr la liberación de al menos 14 presos políticos”, escribió el periodista.

Entre los 14 presos políticos se encontrarían “los excandidatos presidenciales Juan Sebastián Chamorro, Medardo Mairena, Miguel Mora Barberena y Félix Madariaga; los periodistas Miguel Mendoza y Juan Lorenzo Hollman; y las dirigentes sociales Dora María Téllez, Suyen Barahona, Támara Dávila y Ana Margarita Vijil”.

La Cancillería de Colombia, argumentó la semana pasada que Colombia se ausentó de la sesión permanente de la OEA por “delicados aspectos de política exterior que tienen carácter confidencial”.

La otra razón para no votar en contra de Daniel Ortega, segúnCoronell, tendría que ver con las negociaciones que lleva a cabo para que los pescadores raizales de San Andrés pudieran seguir pescando en las aguas que La Haya le otorgó a Nicaragua en el último litigio internacional.

Colombia está tratando de negociar con Nicaragua la aplicación de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia, emitida en abril de este año, para que los pescadores raizales de San Andrés puedan seguir trabajando en las aguas que La Haya le entregó a Nicaragua en 2012”, reza la columna del periodista.

Coronel, añadió que “de acuerdo con la fuente nicaragüense, existen unos contactos que calificó como ‘preliminares’ y que pueden hacerse públicos durante la semana que hoy empieza”.

Las razones estratégicas estaban claras y, como quedó dicho, tienen que ver con la subsistencia de los pescadores colombianos que trabajan en las aguas que ahora son de Nicaragua por fallo judicial. Las humanitarias parecen ser estas gestiones para intentar la liberación de los presos políticos”, apuntó.

Es un hecho que la voz de Colombia hizo falta para lograr la condena unánime de la OEA a la dictadura nicaragüense. Un acto con gran valor simbólico, sin embargo, apenas uno más. Un internacionalista al que consulté me dijo: ‘Tampoco iba a ser la resolución que tumbara a Ortega’”, continuó.

Solo los hechos dirán si el controvertido, y hasta vergonzoso, silencio de Colombia valió la pena”, concluyó el periodista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.