Piden 37 años de cárcel para asesino de la adolescente Josseling Pineda Romero

José Martín Ocampo Aburto, admitió el mediodía de ayer durante su audiencia preliminar, haber asesinado a la adolescente de 17 años de edad Josseling Pineda Romero, crimen que ocurrió el pasado sábado 25 de enero en la comarca «El Pellizo», en Chichigalpa, departamento de Chinandega.

Josseling Pineda Romero q.e.p.d.

Durante la audiencia llevada a cabo en el Juzgado de Chinandega, la Fiscalía pidió al juez la pena de 7 años de cárcel por robo agravado y 30 por asesinato agravado. Mientras que la defensa del sujeto solicitó 5 años por el robo agravado y 25 años por asesinato, y que ambas penas corran de manera simultánea, argumentando que Ocampo admitió los hechos voluntariamente.

La sentencia se leerá el próximo 3 de febrero.

>> El robo de un celular, es el móvil del asesinato de jovencita de Chichigalpa

Se conoció que el asesino pidió perdón a Dios y a la familia de la menor asesinada. Y se dijo «arrepentido».

Sin embargo, Luis Enrique Pineda, hermano de la víctima le pidió al juez que lo único que quiere «es que este hombre nunca más pise la calle (…) mi familia y yo no lo queremos ver afuera nunca más», externó.

Según la acusación de la Fiscalía, el sábado por la mañana Josseling se dirigía a un centro de estudio en Chinandega y solicitó el servicio de taxi a Ocampo, le pidió que la llevara a la terminal de buses, pero el hombre se desvió del camino y al sentirse en peligo la joven trató de salirse del taxi y forcejeó con Ocampo, le dio golpes con sus manos y le hizo rasguños en el cuello, manos y antebrazos.

Pero el sujeto le dio golpes con el codo a la adolescente y le propinó un puñetazo en su rostro para neutralizarla.

>> Mons. Báez y Mata hablaron en Roma sobre Nicaragua y la misión de la Iglesia en el país

«Cuando llegó a un camino desolado y montoso de la comunidad «El Pellizco», Ocampo parqueó el taxi, bajó a la adolescente y la arrastró seis metros, regresó al taxi y fue por la gata del vehículo y le dio varios golpes en la cara y cabeza a la menor. Al ver que la víctima aún se encontraba con vida, para asegurar su objetivo de privarla de la vida, agarró del suelo una piedra lisa de tamaño grande, y se la dejó caer en la cabeza a la víctima», detalla la Fiscalía.

Luego, el asesino le robó su bolso a Josseling, en el que llevaba su celular marca Samsung, 150 córdobas, entre otras cosas.

Foto cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.