Piden investigar muerte de “Tano”, tras paso de caravana sandinista en Telica, León

*Por Voces en Libertad

Médico forense y policía del municipio de Telica, guardan silencio ante la muerte del hombre que apareció en un charco de sangre sin vida, después que pasará una caravana sandinista.

Antes que el cuerpo del ciudadano Stanislado Solís fuera enterrado, familiares le tomaron fotos para registrar los  moretones en la oreja y ceja derecha que presentaba, a los raspones grandes en el hombro derecho, las costillas y en la cadera derecha. “Esto lo hice porque a la hora que dieron aviso que Stanislado murió, apareció la Policía con el médico forense y determinaron que fue por muerte natural. Ellos dijeron que no encontraron signos de violencia”, expresa Adán López, tío del infortunado.

“Tano”, como popularmente le llamaban en el pueblo de Telica, era muy querido por su comportamiento divertido y jocoso, acababa de cumplir 52 años. Muchos que lo vieron horas antes de su muerte, cuentan que se dirigió a la Farmacia Cúrate, ubicada al sur de la esquina de las oficinas de Claro de ese municipio.

Pasó por aquí, escuché que iba cantando esas baladas románticas que a él le gustaban, le pregunté a dónde se dirigía y me contestó: voy a comprar unos caramelos”, comparte un testigo, quien pidió hablar bajo anonimato por miedo a represalias de la Policía y trabajadores de la Alcaldía de Telica. 

Stanislado Solís (q.e.p.d.)

No aceptan el dictamen forense

De acuerdo a otros testigos, en el momento que “Tano” se dirigía en busca de los caramelos, se escuchó el ir y venir de los vehículos, pólvora y la gritería de los fanáticos orteguistas que celebraban la victoria amañada que consiguió el partido sandinista en las votaciones municipales.

Todo indicaba que se aproximaba una caravana sandinista con personas a pie, en motos y en vehículos. A eso de las 2:10 de la madrugada del lunes 7 de noviembre 2022, dieron aviso que “Tano” estaba muerto en la esquina de Telcor, tendido sobre un chorro de sangre, en posición fetal y emanando sangre por el oído izquierdo y fosas nasales. “Su madre está anciana y la pérdida le ha afectado enormemente».

Los hermanos de “Tano” han expresado impotencia al conocer lo dicho por el médico forense. «Ellos dijeron que murió del hígado esa madrugada del 7 de noviembre de 2022, y hace un día cambiaron de versión y han expresado que fue por infarto al miocardio. El pueblo de Telica teme hablar por miedo a represalias; es por ello que yo me atrevo a expresar esa injusticia que han hecho con mi familiar, el silencio no me lo llevaré a la tumba”, dijo López.

Amigos y conocidos del occiso han expresado en sus redes sociales, que el dolor y la impotencia les invade, al ver que muchos de los que participaban en esa caravana

andan como si nada hubiera pasado, quienes han pedido a medios de comunicación locales que no tergiversen la muerte de “Tano”, ya que no murió por causas naturales.

Los afectados dejan entrever que hay culpables, hay responsable: Un conductor que llevaba a personas celebrando el triunfo de las reelegidas figuras del Concejo Municipal de Telica, quien supuestamente lo atropelló y siguió en la caravana como si nada hubiese hecho.

Tensión en el pueblo de Telica

Telica se ubica a unos 10 kilómetros al norte de la ciudad de León, donde se vive un ambiente de hermetismo y a la vez de tensión, ya que los testigos del accidente sienten que si hablan tomarán represalias contra ellos y su familia.

La forma en que murió Stanislado tiene en descontento a muchas personas de este municipio de León.

La muerte de mi familiar sigue en la incertidumbre, muchos por miedo dicen no haber visto nada y me pregunto: ¿Dónde están los periodistas locales?, ¿dónde están los medios radiales?, ¿dónde están los defensores de derechos humanos de Telica? Me siento con mucha impotencia, muchos lo vieron todo y no me ayudan a pedir justicia” expresa el docente de trayectoria.

López, se desempeña como técnico del Ministerio de Educación (MINED) en Telica, y ha expresado que no tiene miedo a ninguna represalia que tomen en su contra y que seguirá pidiendo que se esclarezca la muerte de su sobrino y que paguen los culpables.

Algunos habitantes del municipio de Telica, bajo discreción piden que no se deje impune el caso, porque sí hubo mano criminal. Para una minoría extrema, el pasado 7 de noviembre trajo consigo alegría, pero para la mayoría se convirtió en una fecha de tragedia, luto, dolor e injusticia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.