Policía impidió que San Jerónimo saliera a las calles de Masaya

La Policía Orteguista, con los sancionados comisionados Ramón Avellán y Juan Valle Valle rodearon este martes la parroquia San Jerónimo de Masaya para impedir que los fieles sacaran a la imagen de San Jerónimo a las calles de esa ciudad, tal y como ocurrió ayer con la imagen de San Miguel Arcángel, en el marco de la prohibición a las procesiones en honor al patrono de los masayas, alegando razones de “seguridad pública”.

Antimotines, policías y paramilitares se apostaron en los al rededores del templo para impedir que la población católica que se encontraba dentro sacara la imagen de San Jerónimo a las calles de Masaya.

La Policía Nacional de la ciudad de Masaya informó a las cofradías y párrocos de las parroquias de San Miguel Arcángel y San Jerónimo que, por razones de seguridad pública, no estarán permitidas las procesiones en las festividades respectivas de esa ciudad”, comunicó la Arquidiócesis de Managua en una declaración el fin de semana.

Masaya, celebra las fiestas patronales más extensas de Nicaragua, que van de septiembre a diciembre, en honor a San Jerónimo.

En su declaración, la Arquidiócesis de Managua invitó “a los devotos y promesantes de los santos patronos, a tener presente que la fe y devoción son un tesoro que llevamos en el corazón y desde ahí podemos dar el homenaje debido con la fuerza de la herencia ancestral en nuestras comunidades”.

El padre Edwing Román, ex párroco de la parroquia San Miguel expresó en su cuenta de Twitter que “es absurdo que la dictadura vea como amenaza las celebraciones religiosas de antaño a los santos patronos de Masaya. Aquí no se trata de medir fuerzas, se trata que permitan a los católicos celebrar, y que la policía en vez de una actitud agresiva, garanticen la seguridad”.

San Jerónimo, llamado “el doctor que cura sin medicina” fue “bajado” de su pedestal en la iglesia que lleva el mismo nombre, frente a una multitud de feligreses que bailaban al son de filarmónicos.

En una transmisión en Facebook realizada por la cuenta de la parroquia se pudo escuchar los gritos de “sáquenlo”, sin embargo San Jerónimo se quedó bajo “parroquia por cárcel”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.