Policía Orteguista realiza más allanamientos y secuestros en Nicaragua

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) y el observatorio Monitoreo Azul y Blanco denunciaron el martes nuevos allanamientos contra opositores, a pocos días de que se cumpla el cuarto aniversario de la rebelión de abril.

A pocos días de que se cumplan cuatro años del estallido social en Nicaragua, el régimen ORMU (Ortega Murillo) incrementa la represión contra familiares de víctimas”, informó el CENIDH, en sus redes sociales.

Por su parte, Monitoreo Azul y Blanco se refirió a “un incremento de la represión relacionado con la cercanía del 18 y 19 de abril”.

El día de hoy hemos registrado ya varias detenciones, amenazas y allanamientos de parte de la Policía Nacional”, señaló el observatorio.

Miembros de diversos grupos opositores informaron de al menos cuatro allanamientos contra disidentes y familiares de manifestantes que fueron asesinados en las protestas de 2018. Asimismo cuatro secuestros y tres asedios a viviendas.

MÚSICOS SECUESTRADOS

Ayer por la tarde fueron secuestrados por la Policía al menos cuatro músicos y productores relacionados con la banda rock alternativo Monroy & Surmenage, así como personal de las empresas Saxo Producciones y La Antesala, que participaron el pasado 2 de abril en un concierto en el que supuestamente se elevó una crítica contra el régimen Ortega-Murillo, a través de una de las canciones interpretadas.

Josué Monroy, integrante de Monroy & Surmenage fue detenido por la Policía en su vivienda ubicada en Altamira, Managua. Los oficiales ingresaron a la casa con violencia por el techo.

Otros detenidos son el productor musical Leonardo Canales, director de La Antesala, y Xochilt Tapia y Salvador Espinoza, gerentes de Saxo Producciones y managers de las bandas Monroy y Surmenage y Milly Majuc.

ALLANAMIENTOS EN MASAYA

Según el CENIDH, unos 50 agentes de la Policía Orteguista, algunos de civil, allanaron la vivienda en la ciudad de Masaya del manifestante Darwin Potosme, quien murió en los ataques de 2018, donde había 11 personas, incluyendo un niño y un familiar de la tercera edad.

“Fueron 30 minutos de allanamiento y amenazas verbales por parte de la Policía a la familia”, denunció el CENIDH.

CENIDH condena este abuso policial contra la familia Potosme y recuerda al régimen que es derecho de los nicaragüenses conmemorar a sus familiares muertos. Exigimos cese la represión y les respeten la integridad física y psicológica”, agregó.

La Policía también allanó la vivienda de la excarcelada política Yolanda González con más de una docena de oficiales que “buscaban papeletas” que supuestamente serían “utilizadas en una misa en la Iglesia San Miguel Arcángel de Masaya”.

ASEDIO Y MÁS ALLANAMIENTOS

También se reportó el asedio en las viviendas de tres opositores de Tipitapa y el allanamiento en dos viviendas de opositores de Somoto, integrantes de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) y la Alianza Cívica por la Unidad Nacional (ACUN), respectivamente, detalló el medio Confidencial.

También se contabilizó dos allanamientos en Jalapa y Wiwilí, Nueva Segovia, en las viviendas de dos integrantes de la UNAB.

Las fuentes indicaron que en Jalapa, Nueva Segovia, a uno de los opositores incluso “lo visitaron oficiales de la Policía en su puesto de trabajo” y lo obligaron a firmar un documento donde se comprometía a “no pegar papeletas, no hacer pintas, ni actos de terrorismo contra Nicaragua”.

Los opositores a los que se le allanó su vivienda en Somoto y Wiwilí también fueron presionados para firmar el documento que llevaban los oficiales de la Policía.

El pasado 5 de abril, Rosario Murillo afirmó que las manifestaciones contra Ortega “no volverán jamás”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.