Policía se prestó para show del orteguismo e intentar desvirtuar a medios independientes

El domingo 19 de abril circuló en redes sociales el video de una oficial de la Policía denunciando que su superior le había negado ir a un hospital para que la atendieran pues se encontraba supuestamente mal de salud.

La mujer identificada con Rosario Espinoza lloraba, tosía constantemente y actuaba como si le faltara la respiración. Aseguró en el video que se desmayó, que fue cargada entre varios agentes que la dejaron caer, la arrastraron y la tiraron a un colchón en el piso. Por el maltrato que supuestamente había sufrido aseguró que pondría su baja.

“Soy una compañera del Distrito Ocho (Tipitapa) lo cual los compañeros dicen que me bajaron de la patrulla, aquí tengo donde me arrastraron, aquí me acostaron en la colchoneta. (El) superior no quiso dejarme que me llevaran al hospital, mientras los compañeros decían que sí”, comenzó diciendo la policía en el video.

“Los chavalos me bajaron, dicen que no me aguantaban, caí hincada cuando uno me quiso bajar. Me dio la crisis, el Capitán dijo de que no me llevaran, que yo soy una loca (…) Yo voy a poner mi baja jefa, no es justo lo que me hicieron (…) Me gusta la Policía, amo la Policía, pero usted sabe muy bien los problemas que yo he tenido. Yo voy a poner mi baja”, agregó la mujer.

Este video se hizo viral en las redes sociales, pues una mujer policía se quejaba de sentirse mal con supuestos síntomas que coinciden con los del COVID-19, en un contexto donde la población está en alerta por la pandemia del coronavirus.

Portales de medios de comunicación publicaron en sus sitios web y redes sociales la grabación en la que alertaban que la mujer era un “posible contagio” del COVID-19. Horas más tarde, la misma oficial salía en un portal orteguista con buena presencia, sin toser, sin llorar y hablando fluidamente, “desmintiendo” que tuviera coronavirus. Su objetivo crear alarma y producir una “fake news” para intentar desvirtuar a los medios independientes que hicieron eco de la situación.

No es la primera vez que el régimen orteguista recurre a sus fanáticos y trabajadores del Estado para montar un show y actuaciones con el objetivo de generar cortinas de humo y hacer caer a los medios independientes en fake news, o para distraer la atención en el segundo aniversario de la llamada “insurrección cívica” iniciada en abril de 2018 contra el régimen Ortega-Murillo.

En el nuevo video, Espinoza se expresa muy orgullosa de pertenecer a la institución policial “su familia”. “Aclara” que lo que tenía era una crisis de asma y no coronavirus. Que la Policía Orteguista siempre la ha apoyado con atención médica, y que lo que quería con el video era llamar la atención de su jefa “pidiéndole ayuda y apoyo”, dejando en entre dicho lo que había expresado en el video anterior.

El segundo video del orteguismo publica capturas de pantalla de los medios que publicaron la noticia de la agente, quien tildó de “irresponsables” a los portales.

Para los periodistas independientes la acción del régimen orteguista es obvia.

“Son ellos mismos los quedan mal no los medios independientes. Quedan como ridículo… Hecho, ningún periodista la obligó a hacer y difundir ese video. Hecho, ella dijo que sus propios compañeros la habían dejado tirada en el suelo. Hecho, ella misma dijo que renunciaría a la policía porque no le daban atención y se estaba muriendo. Hecho, los sandinistas en las redes la acusaron de traidora. Hecho, los sandinistas en las redes la señalaron de estar en baja deshonrosa. Hecho, la amenazaron con cárcel por traición al partido. Hecho, ahora aparece desmintiéndose ella misma. Hecho, la llevaron al salón para el nuevo video. Hecho, es noticia”, comentó la periodista Verónica Chávez.

La comunicadora Lucía Pineda refirió: “Lo que hemos aprendido es que la dictadura Miente. Mata y dice que te suicidastes. Te encarcela y dice que sos terrorista. Te matan y dicen que te autoatacaste. Vayan y vean como en menos de 2 minutos ella misma se contradice. Me sorprende que ahora LE CREAN A LA POLICÍA. Cuando obligan a presos bajo tortura que graben videos. Ella sabe de lo que son capaces sus propios compañeros porque acuerpa esas prácticas. Como medios estamos obligados a informar”.

“¿Cómo enfrentar este fenómeno desde el periodismo? La respuesta se debate en todo el mundo. Pienso que con más periodismo. Más profundo, documentado, riguroso. Más y más periodismo. Si niegan lo que documentamos, seguir haciendo periodismo. Si hacen como que no existen los datos y los hechos, seguir haciendo periodismo. Si exoneran a los denunciados, ahí seguirán los documentos que los exhiben como encubridores. Y claro, también toca hacernos cargo de nuestros errores y de que la pérdida de credibilidad de las instituciones democráticas incluye a los medios, a la prensa. Ánimo a todas y todos, hacen un trabajo admirable y claro que en el camino se cometerán errores, no creo que sea el caso, porque este hecho tiene muchas evidencias y salió de ella compartirlo. Ahora queda seguir haciendo periodismo y mejorar en cada nueva publicación”, escribió la periodista Karla Lara de la UCA.

El orteguismo y sus propagandistas han quedado expuestos frente a la opinión pública como lo que son: mentirosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.