Presidente de Ucrania reiteró el pedido para unirse a la OTAN ante la amenaza de Rusia: “Garantizaría nuestra seguridad”

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski declaró este lunes que una adhesión de su país a la OTAN garantizaría su supervivencia, defendiendo una ambición que está el centro del enfrentamiento con Rusia que ha atizado los temores de una invasión.

Creemos que la adhesión a la OTAN garantizaría nuestra seguridad y nuestra integridad territorial”, indicó Zelenski a los periodistas en una conferencia de prensa conjunta con el canciller alemán Olaf Scholz en Kiev.

También, el presidente le pidió a Scholz “garantías legales” que protejan a Ucrania ante la amenaza rusa: “Es en Ucrania donde hoy se decide la futura arquitectura de seguridad europea, de la cual nuestro país es una parte integral”.

En las últimas horas, el gobierno ucraniano desmintió a un embajador de su país que había abierto la puerta a un compromiso de no adhesión a la alianza de defensa para responder a las amenazas de Rusia. Rápidamente, Moscú saludó esa posibilidad, ahora aparentemente descarta por Zelenski.

Por su parte, el canciller alemán instó a Rusia a aprovechar las propuestas de “diálogo” destinadas a lograr una distensión de la crisis ucraniana. “Las actividades militares de Rusia en la frontera ucraniana no son comprensibles. No hay razones para un despliegue militar semejante. Pedimos a Rusia que aproveche las propuestas de diálogo existentes”, dijo Scholz en la rueda de prensa en Kiev, en la víspera de viajar a Moscú.

En el marco de las negociaciones, Zelenski resaltó a Scholz que el controvertido gasoducto ruso-alemán Nord Stream 2 es un “arma geopolítica”. La obra, que debe llevar el gas ruso a Alemania sorteando Ucrania, aún no ha recibido la luz verde de Berlín para empezar a funcionar.

El mandatario también criticó las decisiones de países como Estados Unidos, Canada o Australia que cerraron sus embajadas en Kiev y trasladaron a su personal a otra ciudad por temor a un asalto ruso. “Es un gran error que algunas embajadas -bueno, es su decisión- se trasladen al oeste de Ucrania”, indicó. “Porque no hay Ucrania occidental, hay Ucrania, está entera. Así que si, Dios no lo quiera, ocurre algo, estará en todas partes”.

Signos de distensión

Antes de la llega a Moscú de Scholz, otro paso clave para el diálogo diplomático, Rusia estimó este lunes que existe una “posibilidad” de resolver la crisis ucraniana gracias a las gestiones con los países occidentales, en un momento en que la diplomacia se intensifica pero no parece dar frutos en esta crisis, de un nivel sin precedentes desde la Guerra Fría.

Hay una posibilidad” de “resolver los problemas”, declaró el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, durante una conversación con el presidente Vladimir Putin retransmitida por televisión. La vía del diálogo “no se ha agotado, pero tampoco puede durar indefinidamente”, agregó Lavrov, subrayando que Rusia está dispuesta a “escuchar contrapropuestas serias”.

En otro signo de distensión, poco después Serguéi Shoigu, el ministro de Defensa ruso, afirmó que las maniobras militares que se realizaban junto a Bielorrusia estaban “terminando”.

*Con información de AFP y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.