Presos políticos de ‘El Chipote’ en situación “crítica de salud”, denuncian familiares

Familiares de los presos políticos que están secuestrados en la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como “El Chipote”, informaron este lunes que pudieron verlos por quinta ocasión entre el 21 y el 23 de enero de este año.

A través de una declaración conjunta, los familiares denunciaron que los presos políticos continúan en una situación “crítica de salud” por lo que reiteraron que estos sean liberados inmediatamente.

Todos y todas están con la esperanza intacta que la justicia prevalecerá, el tener la conciencia limpia y la convicción de no haber cometido delito alguno les fortalece (…) Todos ellos sufren igualmente de violaciones a sus derechos humanos y derechos constitucionales. Todas y todos son inocentes de los cargos imputados por la Fiscalía y por tanto lo que legalmente procede es la libertad”, señalaron en el texto.

A la fecha persisten las violaciones al debido proceso y a sus derechos humanos”, indicaron. También que “El Chipote” no cumple con los requisitos para albergar a personas detenidas por largos periodos de tiempo, lo que es “un agravante a la falta de condiciones en las que se encuentran recluidos nuestros familiares”.

Los familiares constataron que a la fecha persisten las violaciones a sus derechos humanos, así como al debido proceso, como por ejemplo:

Indefensión absoluta

No se ha respetado el debido proceso y sus tramitaciones han sido suspendidas de facto, alegando carga laboral, vacaciones o ‘decisiones por fuerza mayor’ sin justificación. Aún no se les ha permitido reunirse con sus defensas técnicas y se continúan practicando interrogatorios en ausencia de sus abogados. Todas las peticiones presentadas por sus abogados son denegadas o no resueltas. Sus causas continúan sin aparecer reflejadas en el sistema del Poder Judicial con el objetivo de invisibilizarles y mantener su indefensión”, criticaron.

Asimismo, denunciaron que el régimen les quitó el derecho a su pensión del INSS, a los presos políticos Víctor Hugo Tinoco, Irving Larios y Dora María Tellez.

Esto “pone mayor peso económico en sus familias, que en algunos casos están teniendo que hacerle frente a tratamientos médicos de alto costo”.

Situación crítica de salud

El deterioro físico y psicológico continúa debido a la alimentación no balanceada, falta de acceso regular a luz solar y sobre todo el aislamiento e incomunicación. Sus celdas permanecen custodiadas permanentemente por policías, impidiéndoles, a través de amenazas, la comunicación”, reza el texto.

“Se siguen proporcionando medicamentos sin tener una evaluación médica especializada apropiada. En la mayoría de los casos no se ha admitido valoraciones y seguimiento médico externo o de especialistas, ni siquiera en los casos de condiciones preexistentes; ya han desarrollado otras afecciones y sus vidas están en riesgo permanente”, continuaron.

La condición de salud de Roger Reyes, quien ha presentado depresión, ansiedad y pérdida de memoria, “continúa siendo grave” y aún no ha recibido la atención especializada de un psiquiatra a pesar de haberlo solicitado en múltiples ocasiones y haber sido denunciado públicamente. “Debe ser atendido por un especialista y que se le respeten sus derechos humanos”, exigieron.

En el caso de la salud de las personas de la tercera edad “está en situación crítica”.

“Nos alarma las situaciones en que se encuentran: José Pallais, con una pérdida de casi 90 libras de peso y su estado de debilidad física que le ha llevado a sufrir desmayos; la de Mauricio Díaz que se ha desmayado dos veces, tiene manchas en su piel y lagunas mentales; la de Violeta Granera que sigue perdiendo dientes, se le dificulta comer y tiene manchas rojas en la cara por falta de sol; la de Edgar Parrales que carece de intestino grueso, presenta mareos, tiene una hernia y ha perdido 16 libras en 63 días; y la de Juan Lorenzo Holmann quien tiene mancha en un ojo, una inflamación en la ingle, problemas de próstata y también ha sufrido de desmayos”, alertaron.

Las familias exigieron:

Respeto a sus derechos humanos, a la presunción de inocencia y al debido proceso; establecimiento de visitas periódicas de su defensa técnica en condiciones de privacidad, proporcionar las copias de los expedientes y reanudar su tramitación suspensos sin causa legal.

Visita semanales a como había sido estipulado durante la audiencia inicial realizada el 1ro de septiembre de 2021 y sin acoso a familiares. Las visitas periódicas de familiares a personas detenidas son un derecho humano reconocido por las leyes de nuestro país.

Cese inmediato del aislamiento al que están sometidas Tamara Dávila, a quién se mantiene en celda sellada y nunca han sacado al patio, Suyen Barahona, Dora María Téllez, Ana Margarita Vijil y Miguel Mendoza.

Cese inmediato de la reclusión en celdas de castigo de 2×2 metros, selladas sin posibilidad de ver o ser vistos desde el exterior, sin ventilación y con luces encendidas las 24 horas, en las que se encuentran Irving Larios, Miguel Mendoza, Roger Reyes y Yader Parajón.

La entrega de frazadas para todas y todos.

Establecimiento de mecanismos adecuados según el Código de la Niñez y la Adolescencia para garantizar la comunicación entre nuestros familiares y sus hijas e hijos menores de edad.

El establecimiento de horas comunes de patio y sol, donde puedan interactuar entre ellas y ellos, y con el espacio que les rodea.

Que se permita ingreso de material de lectura de su elección, según sus creencias y valores. Es un derecho de cualquier reo el tener acceso a actividades que les vincule al mundo y les permita ocupar su mente y su tiempo.

Que se acepte la entrega de cartas y fotografías, asi como la posibilidad de recibir llamadas telefónicas de familiares que no han podido visitarles.

El cambio inmediato de la medida cautelar de prisión por arresto domiciliario para todas las personas de la tercera edad y para las que se encuentran en estado de salud comprometido.

Cese de interrogatorios con trato inhumano donde los llevan amarrados fuertemente con bridas en las manos, con la cabeza hacia abajo y en ausencia de sus abogados.

Autorización para que las familias podamos proporcionarles al menos un tiempo de comida al día para garantizar alimentos sanos, completos y alineados con sus necesidades particulares.

Garantizar la entrega de paquetería, que manejen en sus celdas los artículos que les proporcionamos para su uso. De manera que ellos y ellas puedan usarlos de acuerdo a sus necesidades, cambiar sus mascarillas cuando lo requieran, usar su gel de alcohol, tomar una bebida para los diabéticos cuando su falta de azúcar lo requiera y no les sean condicionados en violencia de sus derechos humanos.

Por último, las familias insistieron que las condiciones en que mantienen a los presos políticos “están provocando daños irreversibles tanto físicos como psicológicos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.