¿Qué deben hacer los nicaragüenses el 7 de noviembre y después?

Para el economista y escritor nicaragüense Francisco Larios, los nicaragüenses están “autorizados” para sabotear las votaciones del próximo 7 de noviembre, mediante las cuales el dictador Daniel Ortega y su mujer Rosario Murillo pretenden mantenerse en el poder.

Soy partidario de hacer de todo para sabotear la farsa (electoral), el pueblo de Nicaragua está autorizado a hacer todo y de todo para sabotear al poder dictatorial por todos los medios, porque se trata de un poder usurpador, una mafia que está enquistada en el Estado y utiliza los recursos de todos para oprimir a la nación”, opinó Larios en entrevista con La Mesa Redonda.

Larios afirmó que “la gente debe ignorar el ejercicio falso de una elección que no existe”, en relación a los polémicos comicios de noviembre.

QUÉ VIENE DESPUÉS DEL 7 DE NOVIEMBRE

El economista, radicado en Estados Unidos, apuntó que además del sabotaje a las votaciones, consideradas “ilegítimas” por diversos sectores del país, también es “fundamental denunciar y repudiar” el trabajo que a su juicio considera “ya están haciendo políticos de la oposición derrotada en Costa Rica, en Miami y en otras partes por regresar al mismo camino”, es decir “en buscar un acercamiento con la dictadura”.

Esta gente está planeando ya su regreso a la conversación con el régimen. El pueblo de Nicaragua no puede esperar nada de esto que sea constructivo para Nicaragua; a lo sumo, si Ortega entra en razón, les dará a ellos concesiones comerciales, concesiones políticas, cuotas de poder”, declaró Larios.

El escritor considera que “quien venga y empiece a hablar de nuevas de elecciones y de nuevas negociaciones, básicamente está confesando traición a la lucha por la libertad de Nicaragua”.

Hay que impedirles que traten de arrastrar al país, sobre todo a los más vulnerables al despeñadero”, zanjó.

Para Larios, a estas alturas “no hay un político nicaragüense honesto y serio, pensante que realmente crea que después de todo lo que ha pasado y después del 7 de noviembre, se le va a plantear un proceso de elecciones a Ortega y que Ortega ‘ahora sí’ va a aceptar ir a elecciones y ‘ahora sí’ vamos a transitar por esa vía hacia la libertad y la democracia”.

Quién con cinco sentidos, con decencia, con amor por su país, se le ocurre que estos tres años y medio de represión brutal son ‘un paréntesis’ de Ortega y que ahora después del 7 de noviembre, mágicamente podemos reiniciar el camino y vamos a tener negociaciones y elecciones en las cuales va a salir la libertad y la democracia. En este momento el que plantee eso, es un traidor”, aseveró.

Quien plantee “regresar por ese camino está cometiendo traición, se llame como se llame, sea quien sea, porque las cosas están más que claras”, añadió.

Larios dijo que después del 7 de noviembre, Ortega emergerá “con total ilegitimidad”, pero “con total poder político dentro de Nicaragua —por el momento—, y que todo lo que haga va a ser en función de mantener ese poder”.

¿QUÉ HACER?

En esa línea, el economista destacó que la “tarea” de los nicaragüenses es “no retroceder” y ser serios en los esfuerzos de libertad. “Si nosotros decimos hoy que el régimen es ilegítimo, no podemos tres meses después aceptarlo como interlocutor”.

Asimismo, manifestó que la lucha del pueblo nicaragüense “tiene que encaminarse a una correlación de fuerzas a la construcción de una alternativa de poder”.

Los nicaragüenses deben unirse “alrededor de la idea del desconocimiento al régimen, los que regresen a la mesa de negociaciones no son nicaragüenses demócratas, son traidores”, reiteró.

Larios subrayó que el proceso de lucha es “arduo, difícil, de mucho dolor y de tiempo indefinido, porque de lo que se trata es derribar un gobierno que está enquistado en el poder”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *