¿Qué tan importante es la leche materna?

Dr. Leonel Arguello Yrigoyen, médico especialista en Epidemiología

https://www.facebook.com/PorTuSaludNicaragua/

La leche materna es fundamental. Una vez que ocurre el nacimiento de su hijo o hija, debe juntarse inmediatamente con la madre y comenzar la lactancia materna antes de una hora, ya que el reflejo de succión o de mamar del recién nacido es bien fuerte durante las primeras dos horas.

Dele el pecho las veces que lo pida, no es necesario agua ni otros líquidos o leche artificiales y no se preocupe si su pecho es grande o pequeño, ya que produce igual cantidad de leche, debido a que el tamaño de la glándula mamaria que produce la leche es igual en todas las mujeres. Es importante llenarse de paciencia y practicarla mucho, al menos dar entre 8 y 12 tomas al día, entre más mame su hijo o hija más leche producirás.

Esta exclusividad de recibir únicamente leche materna debe ser durante 6 meses, luego sin dejar de dar el pecho al menos durante dos años y combinar la misma con alimentos adecuados para la edad. Siempre que aumente de peso, moje al menos 5 pañales en 24 horas y realice deposiciones, las cuales varían normalmente desde 1 cada 48 horas o 6 o 7 al día, son las señales que la alimentación va bien.

Si usted por su trabajo u otra ocupación se extrae la leche de sus pechos, ésta dura en la sombra hasta 6 horas, en el refrigerador 3 días y congelada hasta seis meses. Si le duele dar de mamar, es porque tenemos al recién nacido en mala posición, ubíquelo panza con panza de tal forma que su boca cubra todo el pezón y si se le agrietan, recuerde usar en la higiene diaria de los pechos, solo agua, sin jabón y no se frote, extraiga unas gotas de leche materna y úntela sobre las grietas, cubriendo también todo el pezón, dejando secar la leche al aire y tome el sol en los pezones para fortalecer la piel, aunque sea cinco minutos diarios, hasta curarlos.

La lactancia materna o leche natural ayuda a que el recién nacido reciba el mejor alimento del mundo, con el agua, minerales, vitaminas y anticuerpos o defensa que la madre le pasa a través de la leche para que crezca y se desarrolle sano, además el alojamiento conjunto con la madre beneficia la relación tan necesaria en dicha edad. Protege al bebé de infecciones como gastroenteritis, infecciones de las vías respiratorias, del oído, infecciones urinarias y otras, sobre todo las inmunitarias. También está demostrado que protege frente al Síndrome de Muerte Súbita del Lactante y en general reduce las muertes infantiles. 

Los beneficios para la madre son varios, facilita la recuperación después del parto siendo más rápido, reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovario.

Se recomienda que la madre lactante o dando el pecho, no se exponga a humo de tabaco o marihuana, que no consuma cafeína (café o té) ni alcohol ni drogas.

Cada uno de nosotros tenemos la responsabilidad de promover la lactancia materna, en nuestra familia, en centros de trabajo y con quien sea que interactuemos, es un recurso natural vital, que no lo estamos aprovechando como debería ser. Ahora que lo sabes, tu compromiso es promoverla, comienza hoy y cuéntale a alguien, pasa la información y con ella ayudas a otras madres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.