Régimen orteguista promueve eventos públicos mientras Ortega y Murillo “están en cuarentena” por el coronavirus

Diversos sectores nicaragüenses criticaron al dictador Daniel Ortega, por no dar la cara ante la pandemia por el coronavirus COVID-19, y porque su régimen continúa promoviendo eventos públicos y aglomeraciones, en un abierto desafío a las recomendaciones de la OMS.

La ex guerrillera Dora María Téllez, que fue ministra de Salud durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990), ha mencionado que Ortega, Rosario Murillo, así como sus familiares, “están cuarentenados en alguna isla privada”, pero mandan a los ciudadanos a exponerse al COVID-19.

El régimen orteguista, a través del Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR) y el Instituto Nicaragüense de Deportes (IND), efectuaron el sábado un maratón denominado “De amor de bienvenida al verano 2020” en el que participaron cientos de nicaragüenses, incluido niños y personas con discapacidad, y con el que dieron el banderillazo de salida al “Plan Verano”.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) hizo un llamado a la ciudadanía a desobedecer “los llamados irresponsables del régimen Ortega Murillo frente al COVID-19” y evitar aglomeraciones, no acudir a las playas, y sumarse a la campaña #QuedateEnCasa.

El organismo ha tachado de irresponsable y criminal a Ortega frente a la pandemia del coronavirus.

El régimen tiene programa celebrar un festival veraniego en Semana Santa, que incluye fiestas populares en seis centros recreativos. En total, el INTUR tiene previsto realizar más de 80 actividades durante el período de Semana Santa, entre ellas celebraciones artísticas, deportivas, gastronómicas, religiosas y tradicionales.

Para la activista de derechos humanos Haydee Castillo, Ortega está demostrando incapacidad para cumplir sus responsabilidades como “Presidente” en momentos en que la vida del pueblo está de por medio por el COVID-19, que en Nicaragua registra oficialmente seis casos, con un fallecido.

“La Constitución de Nicaragua habla de sanciones por acción u omisión”, advirtió.

A Ortega, de 74 años, no se le ve desde el pasado 12 de marzo, cuando participó, desde su residencia, en una teleconferencia con mandatarios centroamericanos sobre la pandemia del coronavirus.

Murillo, que en junio cumple 69 años, tampoco ha dado la cara en público y sus mensajes los dirige a través de llamadas por teléfono que hace a los medios oficiales.

La pareja de dictadores, contrario a otras ocasiones, tampoco se ha solidarizado en público con su aliado y par venezolano, Nicolás Maduro, quien la semana pasada fue acusado por Estados Unidos por los delitos de narcotráfico, lavado de dinero y terrorismo.

Con información de Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.