Régimen prohíbe tradicional procesión de Jesús Sacramentado del 1 de enero

El presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), el obispo Carlos Enrique Herrera, informó este viernes de la cancelación de la tradicional procesión de Jesús Sacramentado, convocada para el 1 de enero y a la que generalmente acuden miles de católicos.

El obispo de la diócesis de Jinotega explicó en una declaración pública que “por motivos ajenos a nuestra voluntad queda suspendida la tradicional procesión de Jesús Sacramento, programada para el 1 de enero”, sin más precisiones.

Sin embargo, según el diario La Prensa, el régimen de Daniel Ortega prohibió a la iglesia católica del país celebrar en las calles la tradicional procesión de Jesús Sacramentado.

Ni el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes ni el régimen han dado explicaciones al respecto.

La tradicional peregrinación católica del 1 de enero es encabezada por los obispos nicaragüenses -en el caso de la capital por el arzobispo de Managua- y en ella los creyentes oran por la paz en Nicaragua y en el mundo.

La suspensión se da en el marco de roces entre Daniel Ortega y la iglesia católica nicaragüense.

En octubre pasado, Ortega arremetió contra la Iglesia católica que dirige el papa Francisco, la acusó de no practicar la democracia, de ser una “dictadura” y una “tiranía perfecta”.

*Con EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.