Destacados / Nacionales · 01/03/2024

Senadores de EEUU piden a Biden “hacer más” con Nicaragua e implementar la ley RENACER

Al menos nueve senadores de Estados Unidos pidieron al presidente Joe Biden que “hay que hacer más” con respecto a la grave crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril de 2018, y le instaron a utilizar todas las herramientas –entre ellas la ley RENACER— para “promover una solución diplomática para restaurar la democracia” en el país centroamericano.

En una carta enviada al Secretario Departamento de Estado, Antony Blinken, los senadores expresaron su “grave preocupación por la creciente consolidación de un estado totalitario en nuestro propio hemisferio bajo el gobierno de Daniel Ortega de Nicaragua y su esposa Rosario Murillo”.

Los firmantes externaron su respaldo a la administración Biden por los esfuerzos por garantizar la liberación de los presos políticos y responsabilizar al régimen Ortega-Murillo, las sanciones selectivas a funcionarios del régimen y entidades creíblemente acusadas de corrupción y de socavar la democracia y los derechos humanos. “Sin embargo, hay que hacer más”, escribieron.

Lo instamos a utilizar plenamente todas las autoridades legislativas y herramientas diplomáticas disponibles a su disposición para movilizar una respuesta internacional sólida y coordinada para promover una solución diplomática para restaurar la democracia en Nicaragua”, solicitaron los senadores.

No obstante, los firmantes reconocieron que “no hay indicios de que el régimen Ortega-Murillo esté actualmente dispuesto a buscar un camino pacífico y democrático para resolver la crisis de Nicaragua, a pesar de la condena generalizada de la comunidad internacional, el uso de sanciones selectivas por parte de Estados Unidos”.

Las otras últimas acciones del régimen Ortega-Murillo–retirarse oficialmente de la Organización de Estados Americanos (OEA) y atacar políticamente a la directora de la franquicia local de Miss Universo y a su familia tras la victoria de Miss Nicaragua–demuestran que cree que puede seguir actuando con total impunidad. El pueblo nicaragüense no puede permitirse el lujo de que continúe esta represión”, reza la carta.

IMPLEMENTAR LEY RENACER

Los senadores de Estados Unidos instaron a la administración Biden a “implementar plenamente la Ley bipartidista RENACER de 2021 y continuar usando las autoridades otorgadas por la orden ejecutiva 14088 de manera consistente con la Ley NICA” que Congreso trabaja para reautorizar, pues expiró en diciembre pasado, explicaron.

Juntas, estas autoridades legislativas describen varias acciones adicionales que la Administración Biden podría tomar para intensificar los esfuerzos para incentivar al régimen Ortega-Murillo a cambiar de rumbo”, destacaron.

Precisaron que estas leyes incluyen “exponer las violaciones de Nicaragua bajo el CAFTA-DR y reevaluar los beneficios de Nicaragua bajo el acuerdo comercial; ampliar la supervisión de los préstamos de las instituciones financieras internacionales a Nicaragua, incluidos los préstamos del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), en ausencia de la implementación por parte del BCIE de reformas de buena gobernanza; proporcionar apoyo y asistencia continuos para la programación de derechos humanos y democracia, incluso a la sociedad civil exiliada y a los líderes de la oposición”.

Asimismo “considerar una imposición y aplicación más estricta de restricciones de visa adicionales y medidas económicas destinadas a limitar el enriquecimiento corrupto de funcionarios clave y familiares del régimen Ortega-Murillo, incluso en relación con el sector del oro”.

Los firmantes, también destacaron que todas acciones contra el régimen en Nicaragua debe hacerse “en estrecha consulta y coordinación con nuestros socios en América Latina, la Unión Europea y el Vaticano, ya sea mediante la formación de un Grupo de Contacto Internacional sobre Nicaragua u otros medios”.

Le instamos a que dé prioridad a esos esfuerzos porque, a falta de una presión más concertada por parte de la comunidad internacional, los nicaragüenses se verán obligados a seguir viviendo en condiciones totalitarias en las que sus derechos son pisoteados regularmente, la sociedad civil es destripada y el mero acto de ondear la bandera nacional es criminalizado”, añadieron.

Estamos dispuestos a trabajar con usted para desarrollar e implementar tales esfuerzos en defensa de la democracia y los derechos humanos de Nicaragua”, concluye la carta que es firmada por los senadores Benjamin Cardin, Marco Rubio, Richard Durbin, Bill Cassidy, Tim Kaine, Eric Schmitt, Jeffrey Merkley, Ted Cruz y Peter Welch.