Senadores de EEUU piden a Sullivan utilizar todas las herramientas diplomáticas para garantizar seguridad de periodistas, sociedad civil y opositores políticos en Nicaragua

Diez senadores estadounidenses entre republicanos y demócratas enviaron una carta al embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Kevin Sullivan para solicitarle que “utilice todas las herramientas diplomáticas para garantizar la seguridad de los periodistas, la sociedad civil y los opositores políticos”.

En la misiva firmada por Bob Menéndez, miembro de alto rango del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Ted Cruz, Ben Cardin, Dick Durbin, Patrick Leahy, Marco Rubio, Tim Kaine, Bill Cassidy, Chris Murphy y John,  Cornyn, expresaron su preocupación por las acciones recientes para endurecer la censura de prensa y restringir aún más las actividades de la sociedad civil y los opositores políticos antes de las elecciones presidenciales de noviembre de 2021, incluida la reciente aprobación de la llamada Ley de Agentes Extranjeros y la Ley Especial de Delitos Cibernéticos.

Carta de senadores de EEUU

“Escribimos para expresar nuestra preocupación por el acoso del gobierno de Ortega a la oposición política, la sociedad civil y los medios independientes de Nicaragua. El respeto de las libertades fundamentales es esencial para la preservación de una democracia vibrante, y el ejercicio de la libertad de expresión requiere que se permita a los miembros de la oposición, activistas y periodistas operar en un entorno seguro”, reza el documento.

Los senadores estadounidenses rechazaron la aprobación de las recientes leyes mordaza, es decir la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros y la Ley Especial de Ciberdelitos, con las que el régimen de Daniel Ortega pretende intimidar a los organismos no gubernamentales, opositores y prensa independiente de Nicaragua

“Recientemente, miembros del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en el Congreso de Nicaragua aprobaron una legislación que obliga a la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y los ciudadanos que reciben fondos provenientes del exterior a registrarse como ‘agentes extranjeros’ y les prohíbe participar en actividades políticas nacionales”, comentaron.

“El congreso de Nicaragua también aprobó una Ley Especial sobre Delitos Cibernéticos, que permitirá al gobierno de Ortega procesar a las personas acusadas de difundir ‘información falsa y/o tergiversada’ a su discreción”, agregaron.

Los senadores se declararon “alarmados” por estas leyes que buscan una justificación legal “para hostigar y criminalizar a cualquier entidad que critique al gobierno de Ortega”.

“Reafirmamos nuestra solidaridad con el pueblo nicaragüense. La libertad de prensa y la libertad de expresión son parte integral de la preservación de la democracia, y hacemos un llamado al gobierno de Ortega para que respete los ideales democráticos y los derechos humanos fundamentales de todos los nicaragüenses”, sostuvieron los senadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.