SIP: Cierre de FVBCH es un “nuevo golpe contra la libertad de expresión” en Nicaragua

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó su solidaridad con la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH), que hoy anunció la suspensión de sus operaciones tras negarse a ser sometida al control con la “Ley de Regulación de Agentes Extranjeros”, conocida también como “Ley Putin”.

“Este nuevo golpe contra la libertad de expresión deja a Nicaragua sin una de sus voces más potentes a favor del periodismo libre y la libertad de expresión, y comprendemos los argumentos de la organización para tomar esta difícil decisión”, lamentaron el presidente de la SIP, Jorge Canahuati, y el presidente de la Comisión de Libertada de Prensa e Información, Carlos Jornet.

“Nos solidarizamos con la Fundación, entidad que ha demostrado su compromiso con las libertades de expresión y de prensa, convirtiéndose desde hace más de 20 años en una referencia indispensable sobre lo que sucede en Nicaragua”, destacaron Canahuati, de Grupo Opsa, Honduras, y Jornet, del diario La Voz del Interior, Argentina.

La polémica “Ley de Regulación de Agentes Extranjeros”, aprobada en diciembre pasado, busca “controlar las operaciones financieras y las actividades que realicen asociaciones, organizaciones nacionales o extranjeras para poner fin a injerencia extranjera en los asuntos internos de Nicaragua”.

La norma exige inscribirse como “agente extranjero” y declarar cualquier donación que se recibe, la que deberá ser aprobada por el Ministerio de Gobernación. El plazo para la inscripción vencía el 5 de febrero.

Las autoridades de la SIP expresaron su confianza de que la FVBCH pueda retomar pronto sus actividades a favor del pueblo nicaragüense. También indicaron su temor a que en otros países se pudieran imponer restricciones similares, como en su momento también existieron en Bolivia, Ecuador y Venezuela.

La fundación informó de su cierre con el argumento de que “no acepta la pretendida imposición de registrarse como Agente Extranjero, establecida en una ley inconstitucional, violatoria de todo principio de libertad de organización”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.