Internacionales · 08/07/2024

Stoltenberg condena últimos ataques rusos a Ucrania y garantiza apoyo de OTAN en su cumbre

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, condenó este lunes los últimos ataques rusos con misiles contra Ucrania, que afectaron a un hospital pediátrico y dejaron al menos 32 fallecidos, y aseguró que los líderes aliados decidirán en su cumbre de esta semana incrementar su apoyo a Kiev.

En Ucrania, Rusia continúa su brutal guerra. Hoy mismo hemos visto horrendos ataques con misiles contra ciudades ucranianas, matando a civiles inocentes, incluidos niños. Condeno estos atroces ataques”, afirmó Stoltenberg en unas declaraciones junto al secretario estadounidense de Defensa, Lloyd Austin.

Stoltenberg se pronunció así desde Washington, donde la Alianza Atlántica celebra una cumbre que irá de martes a jueves, sobre el ataque de Rusia contra el Hospital Pediátrico Okhmatdyt, de Kiev, y otras infraestructuras en el país.

Aseguró que, en la cumbre, se tomarán “decisiones para seguir reforzando” el apoyo de la OTAN a Ucrania.

Dejó en claro que Rusia no puede esperar que la OTAN abandone a Ucrania sino que “tendrán que sentarse y aceptar una solución en la que Ucrania prevalezca como nación soberana e independiente”.

Durante la cumbre, se espera que los aliados aprueben un paquete de ayuda a Ucrania que incluya un papel protagonista de la OTAN en la gestión de las aportaciones internacionales de armas para el país invadido y un fondo de unos 40.000 millones de euros (unos 43.306 millones de dólares) para sufragar los equipos militares que Kiev necesita para defenderse de Rusia.

En la cumbre, además de conmemorar ese aniversario de la OTAN, indicó que tomarán decisiones para reforzar la disuasión y defensa de la Alianza y que demostrarán que cuentan con “la fuerza, la preparación y las capacidades necesarias para seguir disuadiendo a cualquier agresor”.

Confió además en que todos los aliados sigan aportando de forma equitativa sus contribuciones a la Alianza, y recordó que 23 aliados invierten ya al menos el 2 % del PIB en defensa, frente a solo tres aliados cuando asumieron ese compromiso en 2014.

*EFE