Tamara Dávila inició huelga de hambre en demanda de poder ver a su hija

La presa política Tamara Dávila inició el 15 de agosto una huelga de hambre en las celdas de ‘El Chipote’ donde lleva 432 días secuestrada, en demanda de poder ver a su hija de 6 años, informó este jueves Ana Lucía Álvarez, hermana de Tamara.

En la última visita Tamara nos informó que iniciaría una huelga de hambre el 15 de agosto, como único y último recurso que siente que tiene a su alcance para demandar el cumplimiento de su derecho y el derecho de su hija de 6 años a tener comunicación”, dijo Ana Lucía Álvarez en conferencia de prensa virtual.

Estamos desesperadas ya que mi hermana lleva más de 15 meses detenida ilegal y arbitrariamente en una delegación de la Policía como es la Dirección de Auxilio Judicial, siendo víctima de constantes torturas. Tiene exactamente 432 días y noches aislada completamente, sin haber salido a patio sol ni una sola vez desde su detención, en solitario, sin acceso a salud ginecológica, sin acceso a alimentación adecuada, razón por la cual ha adelgazado más de 40 libras”, denunció.

Álvarez alertó que esta huelga de hambre pone en riesgo la vida de Tamara. “Vemos con preocupación que las huelgas de hambre son el único recurso que nuestros familiares presos y presas políticas ven que tienen a su alcance para poder ver a sus hijos e hijas o demandar el cese a las torturas”.

Exigió que todos los presos y presas políticas puedan ver a sus hijos al menos cada 15 días y se establezcan llamadas telefónicas semanales.

Tamara Dávila, miembro del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) y activista feminista  fue condenada a 8 años de prisión por el supuesto delito de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”, el pasado mes de febrero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.