TEATRO MACABRO EN 6 ESCENAS. EL TELON SE LEVANTA EN ACERAS DEL VIEJO ESTADIO DE BASEBALL

1.        Una anciana Rosario Murillo plantada en plena calle. Soberbia esqueletuda. Trapos multicolores cubriendo osamenta desafiante esperando una sola sílaba de Ortega para mostrar -nuevamente- cuan infame es públicamente. Que le importa a ella.

2.        Un Daniel Ortega desvencijado, dudoso mirando el suelo para dar un segundo paso impulsando su viejo cuerpo con el desaliñado brazo derecho como antiguo péndulo. Humillado por su propia mujer en media calle y en presencia de serviles y resto del mundo. Eficientes “periodistas” oficialistas.

3.        Una hija, en medio de dos decrépitos, sin mutis alguno.  No puede ni debe intervenir entre dos locos porque podría ocurrirle lo mismo que a Zoila América. Ella lo sabe. No es tonta. Es viviana.

4.        Un oficial de la devaluada y criminal policía orteguista observa la escena, muy de cerca, con la certeza que callara mientras estos dos asesinos continúen destrozando el país.  Muy alto cantara después.

5.        Aplausos bien pagados reciben a Ortega y éste, como cualquier pusilánime, se lamenta de la envalentonada cacreca desafiante en plena calle. Ya no puede controlarla. La loca se salió de control.

6.        Por último, los vasallos tímida, servilmente ríen y saludan al asesino mayor. Solo ellos saben si ríen por el horrible y vergonzoso teatro callejero o en desagravio a su criminal Comandante.

EL TELON SE CIERRA EN  ACERAS DEL VIEJO ESTADIO DE BASEBALL.

Fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.