Tras negar masacre, Ortega y Murillo envían «condolencias y solidaridad» al pueblo mayagna

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo enviaron hasta la comunidad mayagna de Alal, ubicada en el núcleo de la Reserva Bosawás, a una comitiva orteguista con el objetivo de llevarles sus «condolencias y solidaridad» por la masacre ocurrida el 29 de enero a manos de 80 hombres armados, que dejó a cuatro indígenas muertos y casas incendiadas.

La dictadura Ortega-Murillo, trata eludir el hecho de que su Policía primero negara los asesinados y calificara la masacre como «un enfrentamiento». Ahora pretende hacer borrón al ofrecer construir casas a las familias de Alal.

La comitiva integrada por el Ejército, el jefe de la Policía de Bonanza, el alcalde del lugar, Alexander Alvarado Lam; y el Secretario Político del FSLN del municipio, Noel Rodríguez Medina, sostuvieron ayer una reunión con los pobladores a quienes le expresaron «las condolencias» de los dictadores y les prometieron apoyo para la construcción de viviendas.

>> Denuncian irregularidades en juicio contra excarcelado político Pedro Gutiérrez

La masacre en Bosawas ocurrió cuando un grupo de 80 hombres armados invadió la comunidad y abrió fuego contra los habitantes que se encontraban en sus labores de pesca y cultivo; además incendiaron 16 casas.

Las víctimas mortales fueron identificadas como Jarle Samuel Gutiérrez, Juan Emilio Devis Gutiérrez, Cristino López Ortiz y Amaru Rener Hernández.

Hasta el momento no hay ningún capturado por esta masacre, a la que la Policía Orteguista se la atribuye «al grupo delincuencial Chabelo». Sin dar mayores detalles.

Fotos cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.