Un colombiano a bordo de crucero, segundo latino en contagiarse con el Covid-19

De las más de 4.000 personas que están en el barco Diamond Princess, 454 están contagiadas con el coronavirus Covid-19. Esto hace que el crucero, atracado en las costas de Japón, sea el lugar del mundo donde hay más enfermos del virus fuera de China.

Entre los casos, se incluye un colombiano que dio positivo para Covid-19 el 17 de febrero. Esto lo convierte en el primer ciudadano de la región andina y en el segundo latino en tener la enfermedad.

La Cancillería colombiana confirmó el hecho este 17 de febrero y explicó que el ciudadano fue puesto en cuarentena el 5 de febrero sin salir de su habitación en el Diamond Princess.

«Se conoció por parte de la Embajada que la prueba del coronavirus (Covid-19) que le realizaron en la embarcación resultó positiva y que el colombiano será desembarcado como medida de precaución, siguiendo los protocolos médicos locales», afirmaron las autoridades diplomáticas.

El primer latinoamericano contagiado del virus en el mundo fue un argentino y también se confirmó el caso cuando estaba a bordo del mismo crucero. Las autoridades japonesas sacaron al pasajero de la embarcación y lo trasladaron a un hospital en la ciudad de Yokohama para contrarrestar los síntomas del brote.

En el Diamond Princess hay otros latinos, como los chilenos que han hablado con varios medios de comunicación locales e internacionales. Sin embargo, no se conoce exactamente cuántas personas de la región están a bordo de la embarcación.

Estados Unidos logró evacuar a 300 de sus ciudadanos de los cuales 14 dieron positivo para el virus

Desde que a principios de febrero se confirmó que había personas dentro del Diamond Princess que portaban el Covid-19, se restringió temporalmente la vida de los pasajeros. En un principio, las autoridades japonesas prohibieron que los viajeros abandonaran el crucero y solo desembarcaron a algunas personas de edad avanzada o con complicaciones de salud. Luego, el Gobierno nipón decidió extraer a los contagiados del buque y llevarlos a centros médicos de Tokio o a otros hospitales cercanos.

Aunque tienen todo lo esencial a bordo, como comida y chequeos clínicos, hay ciertas dificultades dentro del barco para diagnosticar la enfermedad. No es extraño entonces que varios países estén preocupados. Estados Unidos, Corea del Sur, Australia, Italia y Canadá expresaron que quieren sacar a sus ciudadanos y llevarlos a una cuarentena en sus países de origen para protegerlos. El primero en lograrlo fue Estados Unidos, que envió dos aviones para evacuar a 300 de sus ciudadanos que estaban en el crucero.

La primera aeronave aterrizó de regreso el 17 de febrero en la base militar Travis Air Force, en California, y la segunda fue a la base aérea San Antonio’s Lackland en Texas. Los ciudadanos estarán en cuarentena durante dos semanas, antes de poder volver a sus casas. Sin embargo, desde el crucero se confirmó que 14 de esas personas padecen el virus.

A esas personas se les trasladó a una unidad de cuarentena especial en la Universidad de Nebraska, en Omaha, explicó el encargado de Asuntos Consulares en el Departamento de Estado, Carl Risch, en una rueda de prensa telefónica retomada por EFE.

Según el Ministerio de Sanidad de Japón, 1.200 pasajeros son japoneses y 2.500 proceden de otros 56 países. Aún no se conocen las cifras oficiales de cuántas personas en total han evacuado de la embarcación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.