Internacionales · 06/02/2024

Un juzgado determina que Trump no tiene inmunidad presidencial por el asalto al Capitolio

La corte de apelaciones de Washington DC determinó que el expresidente Donald Trump (2017-2021) no tiene inmunidad presidencial ante la imputación por su intento de revertir su derrota electoral de 2020 e instigar el asalto al Capitolio.

A los efectos de este caso penal, el expresidente Trump se ha convertido en ciudadano Trump, con todas las defensas de cualquier otro acusado penal. Pero cualquier inmunidad ejecutiva que pueda haberle protegido mientras ejercía como presidente ya no le protege contra esta acusación”, apuntó la Corte.

El fallo es un golpe para la defensa de Trump en el caso que se lleva en su contra por presuntamente haber tratado de revertir los resultados de las elecciones en el 2020, en las que perdió contra Joe Biden.

De acuerdo con el expresidente, la conducta por la que era acusado era parte de sus funciones especiales como presidente, lo que lo eximía de cualquier responsabilidad penal.

Se espera que el expresidente recurra la sentencia, lo que significa que el caso podría llegar en última instancia al Tribunal Supremo, donde los conservadores tienen mayoría.

El argumento de la inmunidad presidencial se ha convertido en un arma recurrente para los abogados de Trump, quienes buscan retrasar al máximo el calendario judicial para evitar que coincida con la carrera electoral de las presidenciales de noviembre, en la que parte como el gran favorito para la nominación republicana.

La decisión judicial de este martes llega después de que el pasado 24 de diciembre Trump pidiera a la corte de apelaciones que anulara la decisión de un juez de menor instancia que en su momento rechazó los reclamos de inmunidad esgrimidos por su equipo de abogados.

En el escrito al tribunal de apelaciones, el equipo legal de Trump señaló que la acusación es inconstitucional porque los presidentes no pueden ser procesados por la vía penal a menos que antes sean condenados por el Senado.

Esta será una semana clave para Trump, ya que el Tribunal Supremo estudiará el próximo 8 de febrero si la Enmienda 14 de la Constitución inhabilita al expresidente para participar en los comicios, dado que diversos estados lo acusan de haber encabezado una insurrección en 2021.