Una nueva etapa de represión ejecutada por el gobierno

En los últimos días se han hecho evidentes una cantidad de señales que indican que el país está pasando a una nueva etapa de represión ejecutada por el gobierno.

Esta sería la etapa 11 y tiene entre sus principales características un escalamiento en los niveles de violencia política en general; la liberación de una gran cantidad de personas detenidas en los penales por delitos comunes; la arremetida contra los periodistas y medios independientes utilizando ahora el terrorismo fiscal y los juicios por injurias y calumnias, además de los ataques y agresiones; la decisión de Ortega de enviar una propuesta a la CSJ para restablecer la cadena perpetua por “crímenes de odio” y la confrontación que todavía mantienen con la iglesia católica.

Es obvio que Ortega está configurando las condiciones e instrumentos para el escenario del próximo año. Por ejemplo, el indulto a esa cantidad de reos comunes tiene el propósito de “reorganizar” sus comandos electorales y a los grupos paramilitares porque la policía está agotada y cada vez cuenta con menos fanáticos dispuestos a arriesgarse por su proyecto personal. Una parte de esos delincuentes se harían cargo de realizar actos de violencia política y atemorizar a la población, pues tienen favores para pagar.

Estas decisiones de los Ortega-Murillo también son una reacción a las últimas sanciones impuestas, así como a la resolución que emitió el Tribunal de Conciencia instalado por la Fundación Arias en días pasado. Este es un juicio simbólico que, sin embargo, los golpea muy fuerte. A eso se suma la actualización del informe de la Alta Comisionada de Derechos Humanos, Bachelet.

Pero el miedo más grande que tienen los Ortega-Murillo es el fortalecimiento de la organización territorial y el reavivamiento de las acciones de resistencia cívica de los últimos días. Con sus pilares de apoyo desgastados, apuestan a recrudecer la represión para tratar de contener el momento inevitable.

*Socióloga Elvira Cuadra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *