Una silla vacía y un plato en la mesa se colocó en el hogar del preso político Hader González Zeledón en esta Navidad

Desde el 2020 que fue encarcelado el preso político, abogado y notario público Hader González Zeledón, su familia ha colocado una silla y un plato en la mesa para las fechas de Navidad y fin de año, dijo a La Mesa Redonda, un familiar que solicitó anonimato.

Este año no fue la excepción, pues a pesar de la tristeza de la familia, los cuatro hijos del preso político, dos niñas y dos niños, todos menores de edad “no tienen culpa” y necesitan “sentir ese fervor navideño y amor”.

La fuente relató que la presencia de Hader está en la mesa de su hogar para estas fechas, pues la familia siempre le pone una silla y su plato, algo que él sabe y que espera poder ocupar ese lugar en algún momento no muy lejano.

Sus cuatro hijos “quieren ver un arbolito, quieren ver luces navideñas, un ambiente navideño y nosotros lo comprendemos, ellos no tienen culpa de nada, ellos son unos niños y tienen que sentir ese fervor navideño, ese amor; pero, nosotros como adultos no sentimos ninguna alegría”, afirma el familiar que tiene la firme seguridad que, “un día no muy lejano esto cambiará en nombre de Jesús porque Dios tiene el control de todo esto”.

González Zeledón de 32 años, fue detenido por el Ejército Orteguista el 16 de agosto de 2020, cuando regresaba a Nicaragua desde Costa Rica. El preso político originario de Masaya fue acusado de los delitos de “asesinato, robo agravado, tráfico de estupefacientes, tráfico, uso y tenencia ilegal de armas restringidas”.

El abogado estuvo involucrado en las protestas de 2018 desde el inicio, por estar en contra de las fallidas reformas al Seguro Social que afectaba a las personas de la tercera edad en sus pensiones. En 2020 cuando fue capturado, fue torturado por militares y policías, sufriendo una fractura de costilla y de un pie.

Él se metió en esa lucha en el momento que le dolió ver a todos esos ancianos que fueron golpeados”, dijo el familiar de González Zeledón.

Desde el 2018 nuestras vidas han cambiado. Estas personas (Daniel Ortega y Rosario Murillo) se quitaron las máscaras, se dio cuenta el mundo que quiénes son ellos, vinieron disfrazados a través de una revolución, una revolución sanguinaria, porque el que tiene cinco sentidos y ha estudiado no se deja engañar por esta gente, por esa política que dicen ellos ‘socialista-comunista’”, criticó la fuente.

Estas fechas son difíciles de llevar, pero por la gracia de Dios está más adelante, hemos sido personas creyentes en él, en la virgen María, somos cristianos y llevamos una vida común como toda persona, como toda familia, en unidad, en humildad, en amor”, expresó. “Sabemos que un día no muy largo, él va estar presente físicamente”, añadió.

“Hemos entendido que la unidad verdadera es de que todos estemos juntos, que todos estemos bien, en tranquilidad. Sabemos de que Hader Humberto González Zeledón aunque no esté (físicamente) está en nuestros corazones y en la medida de la posible nosotros vamos llevando esa cruz”, continuó.

Hader está recluido el celda conocida como “la 300”, donde no puede cocinar sus alimentos, por ello la familia le lleva alimentos ya preparados y productos que “le duren” varios días.

Hoy en día que está en ‘La Modelo’, que supuestamente dicen que son cárceles, pero no son cárceles, son cuevas cavernarias completamente, ni los cavernarios vivieron de esa manera, ahora un ser humano civilizado, estudiado, recluidos por simplemente levantar la voz contra este gobierno y sus injusticias”, lamentó la fuente.

Él dice que un día no muy lejano él va a salir”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.