UNAB exige al régimen orteguista que cese invasión y violencia en territorios indígenas

La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) se solidarizó con las comunidades originarias de la Costa Caribe de Nicaragua, luego de la masacre ocurrida ayer en Alal, ubicada en el núcleo de la Reserva de Bosawas, donde 80 colonos armados asesinaron a seis indígenas y 10 más fueron secuestrados.

La UNAB responsabiliza por estos crímenes al régimen de Daniel Ortega, señalando que los territorios indígenas «siguen sufriendo los embates de la violencia de paramilitares armados que actúan con impunidad en complicidad con la dictadura Ortega-Murillo».

«Exigimos al régimen un cese definitivo de la violencia e invasión de tierras indígenas en la Costa Caribe Norte y Sur», demandó a través de un comunicado.

>>Alianza Cívica dice que masacre en Bosawas evidencia el desprecio del régimen orteguista a los DDHH de los pueblos indígenas

La organización opositora destacó la necesidad de una investigación sobre estos hechos con el apoyo de la comunidad internacional, para ello reiteró que es relevante que retorne a Nicaragua la CIDH para que esclarezca estos crímenes de «lesa humanidad» que los pueblos indígenas han sido víctimas desde hace muchos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.