Unamos califica de “burla” la propuesta de reforma electoral impulsada por el régimen

El partido Unamos calificó como una “burla” la propuesta de reforma electoral que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, presentó ayer a la Asamblea Nacional que limitan la participación de los opositores en las elecciones del 7 de noviembre.

El orteguismo incorporó en su propuesta de reformas a la Ley Electoral las restricciones establecidas a posibles candidatos presidenciales en otras leyes como la de Agentes Extranjeros y la de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz, aprobadas en 2020.

“Unamos rechaza de plano la propuesta de reforma electoral que está impulsando el régimen de los Ortega Murillo, que constituye una nueva burla a la demanda del pueblo nicaragüense de condiciones para elecciones libres, justas, transparentes y observadas, en noviembre próximo”, dijo la organización política en un comunicado de prensa.

Unamos, antes MRS, indicó que mediante esa reforma, la dictadura pretende legalizar más condiciones para “el fraude electoral”.

Mencionó que, con esa reforma la dictadura inhibe candidaturas y fuerzas políticas que no sean de su agrado, con acusaciones de traición a la Patria a quienes han participado de las protestas y, demandado libertad y justicia en la lucha contra la dictadura.    

Criticó que la propuesta elimine y cierre las puertas a una real observación electoral, dejándoles al nivel de “acompañantes”. 

Asimismo, elimina la obligación del Consejo Supremo Electoral de realizar la depuración del padrón electoral, de normarlo y establecer la manera en que deberá realizarse. 

“Mantiene el control del régimen sobre las estructuras electorales municipales y departamentales.  El partido en el poder se reserva las presidencias de las JRV y el control de uno de sus miembros mediante la participación de sus grupos aliados”, sostuvo.

Unamos señaló que solo habrá condiciones para unas elecciones libres, con la libertad de las presas y presos políticos, el pleno restablecimiento de las libertades y derechos ciudadanos, con una verdadera y profunda reforma que elimine el control del régimen sobre el sistema electoral, incluyendo el cambio total de los integrantes del CSE y la depuración del padrón electoral. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.