Unión Europea lamenta que no haya “avances democráticos” en Nicaragua a dos años de las protestas

La Unión Europea (UE) lamentó este jueves que dos años después del levantamiento popular contra el régimen de Daniel Ortega, no se hayan producido avances democráticos en el país.

“Dos años después del inicio de las protestas sociales y las manifestaciones de abril de 2018, no se han realizado avances tangibles sobre la democracia y los derechos humanos en Nicaragua”, indicó el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, en una declaración en nombre de los Veintisiete.

Añadió que continúa la represión contra oponentes políticos, manifestantes, periodistas, organizaciones de la sociedad civil y miembros de la Iglesia católica por parte de las fuerzas de seguridad y los grupos armados del régimen.

Asimismo, Borrell dijo que la UE espera que el dictador Daniel Ortega cumpla lo acordado con la oposición en marzo de 2019 “para alcanzar una salida pacífica, negociada y democrática a esta crisis”.

Se refiere al acuerdo de liberar a todos los manifestantes detenidos y discutir “a lo inmediato” una reforma al sistema electoral. Además de fortalecer la democracia, así como los derechos y garantías ciudadanas.

Borrell agregó hoy que siguen siendo “válidas” las tres áreas en las que los ministros de Asuntos Exteriores de la UE pidieron realizar “avances tangibles con urgencia” el pasado 14 de octubre.

Esos ámbitos son el restablecimiento de las libertades políticas y la liberación de los presos políticos, la total cooperación con los organismos internacionales de derechos humanos y su regreso a Nicaragua y un acuerdo sobre las reformas electorales e institucionales entre Ortega y los principales grupos opositores, “dirigidas a garantizar elecciones justas y transparentes”.

“La UE sigue comprometida a seguir trabajando en una salida pacífica de la actual crisis”, subrayó el alto representante comunitario.

Por otra parte, señaló que la pandemia del coronavirus es una crisis de salud pública “que pide, más que nunca, que la solidaridad y los derechos humanos estén a la vanguardia de la acción común”.

“Expresamos nuestra solidaridad con las víctimas de la pandemia en Nicaragua y reiteramos nuestro apoyo al pueblo nicaragüense a la hora de satisfacer sus apremiantes necesidades y aspiraciones”, concluyó Borrell.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.